10
Sep
2017
Manuel Riveiro

La política de Lanzarote ha experimentado el verano más convulso de los últimos años y se encamina hacia un otoño caliente. A poco más de año y medio para las elecciones de 2019, el futuro del mandato en el Cabildo –y probablemente también en otras instituciones, como el Ayuntamiento de Arrecife- se decide en las próximas semanas. Éstas son las principales claves:

01. RUPTURA DEL GOBIERNO

La salida del PSOE del grupo de gobierno del Cabildo se escenificó el último día de agosto pero llevaba tiempo sobre la mesa. Los cinco consejeros socialistas tardaron más de ocho meses en sentarse en la mesa del Consejo de Gobierno de Pedro San Ginés (CC). Adujeron entonces la destitución del jefe de la Oficina del Plan Insular y se negaron a asumir sus áreas. En marzo del año pasado, cuando ya el cese había sido declarado arbitrario e ilegal y anulado por la Justicia, aunque el funcionario no fue restituido en su puesto los socialistas se sumaron al grupo de gobierno con CC y PIL.

La última ruptura llega en el momento que, en las filas del Partido Socialista, consideran el de mayor debilidad de San Ginés desde que accedió a la presidencia del Cabildo en octubre de 2009, cuando encabezó una moción de censura contra la socialista Manuela Armas. En el caso de la incautación de la planta desaladora de la urbanización Montaña Roja el juez ha abierto el plazo para que se presenten los escritos de acusación y agosto estuvo marcado por una huelga de 20 días en los Centros de Arte, Cultura y Turismo que causó pérdidas millonarias. Terreno abonado para adelantar una ruptura que se vaticinaba para más adelante y para que en la sede del PSOE se volviera a ver la imagen de los consejeros abrazándose a su secretaria insular, Dolores Corujo, que se ha repetido en las dos ocasiones recientes en las que han dicho “no” a gobernar con Coalición en el Cabildo.

02. MOCIÓN DE CENSURA

Cuando anuncia la ruptura del pacto en el Cabildo, Corujo insiste en que el PSOE asume “liderar” a la oposición en la Corporación insular y, aunque reconoce “conversaciones” con otros partidos, elude avanzar la presentación de una moción de censura. Casi una semana después, su discurso no ha variado: “Estamos en la oposición”. Sin embargo, la posibilidad de una moción de censura lleva semanas gestándose. Así lo reconocen miembros de todas las fuerzas de la oposición, aunque en las declaraciones públicas impere –en la mayoría de los casos- la cautela.

La ruptura del pacto por el PSOE y las deterioradas relaciones de CC con el PP dejan al presidente del Cabildo en una situación límite. Por ahora están abiertas varias opciones de gobierno en la Corporación insular

Las fuentes consultadas atribuyen al PSOE haber iniciado los contactos para apartar a San Ginés de la presidencia. El caldo de cultivo existe: Podemos ha ejercido la oposición más dura a Coalición Canaria, en las altas esferas del PP hay quien reconoce que “el cuerpo le pide” apoyar una moción de censura por lo que consideran “traiciones” de los nacionalistas, a Somos –que gobierna con CC en Haría- le ha molestado la política del ‘rodillo’ en el Cabildo y haber visto rechazadas numerosas iniciativas, y Ciudadanos ha ido elevando su tono hasta convertirse en uno de los partidos más críticos con San Ginés en la Corporación insular.

Pero también hay factores que la frenan: el rechazo que anida en Podemos a hacer presidente a José Juan Cruz, quien fuera alcalde de Tías durante 16 años, o la difícil tesitura que tiene el PP por sus acuerdos con CC en el Congreso, por lo que ya habrían llegado avisos a la Isla, como admiten fuentes de los populares, para que no se firme la censura.


José Juan Cruz (PSOE) y Pedro San Ginés (CC), tras la ruptura del pacto.

03. LOS BANDOS

Coalición Canaria mantiene a su lado al PIL, al menos durante un tiempo prudencial hasta que se aclare el panorama de la gobernabilidad en el Cabildo. “Si Dimas Martín estuviese manejando el partido ya habría enredado y aprovechado para hacer saltar por los aires todas las instituciones, pero en esta nueva etapa apostamos por la prudencia”, señala un dirigente de los insularistas. De forma oficial, el PIL ha señalado que le toca al presidente y a CC tratar de “conformar un nuevo equipo de gobierno con el suficiente respaldo” o que el PSOE articule “una nueva mayoría si la que había, y en la que participaba, no le gustaba”.

El caldo de cultivo para una censura existe: Podemos ha ejercido la oposición más dura a CC, en el PP hay quien reconoce que “el cuerpo le pide” apoyarla, a Somos le ha molestado la política de ‘rodillo’ y Ciudadanos es de los partidos más críticos con San Ginés

Por ahora, San Ginés ha sumado al consejero Juan Manuel Sosa, que en Nueva Canarias critican que haya ido por libre desde las elecciones de 2015. Dos días antes de ser nombrado responsable de Sanidad y Bienestar Social, su organización le comunicaba que no cuenta con él para el futuro y, ahora, ya ha anunciado que será expulsado por la “indisciplina” de pactar con CC, su anterior partido.

En las cábalas para una hipotética moción de censura nadie contaba con Sosa, pero su incorporación al grupo de gobierno y el paso de los días hacen que en Coalición consideren que tienen margen para cortocircuitar una operación que les apartaría de una institución clave. “Si el PSOE presenta una moción de censura en el Cabildo estaría rompiendo el pacto también en Arrecife y en San Bartolomé”, advierte un alto cargo de Coalición.

En los últimos días, CC ha sondeado al PP para explorar un acuerdo si se dieran las circunstancias: los tres consejeros populares le darían la mayoría en el pleno del Cabildo. Pero las negociaciones no serían fáciles. En principio, en las conversaciones podrían llegar a entrar en juego otras instituciones como el Ayuntamiento de Arrecife. En el Consistorio capitalino, para un cambio de gobierno que aparte de la alcaldía a la socialista Eva de Anta puede ser clave el papel de los dos concejales de Ciudadanos (el PP tiene cinco ediles, CC cinco, el PIL dos y para la mayoría hace falta uno más, si se tienen en cuenta las limitaciones de Andrés Medina para apoyar una moción de censura al ser concejal no adscrito). Ocurre que el consejero de Ciudadanos en el Cabildo, Benjamín Perdomo, es uno de los más firmes defensores de desalojar a San Ginés de la presidencia.

04. LAS PRESIONES

“No hay nada, ni con unos ni con otros”, asegura la presidenta insular del PP, Ástrid Pérez, quien señala que una salida a la actual situación de inestabilidad política “no es fácil” por la “desconfianza” que se tienen “entre todos”. La presidenta del PP descarta “apoyar a CC con un gobierno en minoría desde la oposición”. “Que nadie espere que lo hagamos”, apostilla. En el Partido Popular tampoco están seguros de que Coalición Canaria “esté en posición” de ofrecerles la alcaldía de Arrecife como contrapartida por apoyar a San Ginés en el Cabildo. Pero la presión “al máximo nivel” que ejerce CC sobre el PP va en aumento. “Que no crean que el Cabildo de Lanzarote es como el Ayuntamiento de Icod de los Vinos”, destaca un alto cargo de la formación nacionalista. En el municipio tinerfeño prosperó en agosto una moción de censura contra el alcalde de Coalición Canaria avalada por Nueva Canarias, PSOE, PP y Ciudadanos.

“Que no crean que el Cabildo de Lanzarote es como el Ayuntamiento de Icod de los Vinos”. En CC entienden que el Cabildo es, a día de hoy, la institución “en peligro” más relevante para la organización nacionalista, justo por detrás del Gobierno regional

En Coalición Canaria de Lanzarote entienden que el Cabildo es, a día de hoy, la institución “en peligro” más relevante para la organización nacionalista, justo por detrás del Gobierno regional, también en minoría parlamentaria. En clave interna, recuerdan que Fernando Clavijo se convirtió en candidato y luego en presidente gracias al impulso del partido en Lanzarote. Y esperan que la dirección regional de CC ponga toda la carne en el asador para no perder la presidencia del Cabildo lanzaroteño. De tal manera que tanto a las direcciones del PP como del PSOE en Canarias les llegue el mensaje de que la censura tendría consecuencias no solo en otras instituciones sino en futuros pactos en la comunidad autónoma.

En el otro bando, también esperan que la presión interna que pueden experimentar formaciones críticas con San Ginés como Podemos y Somos les haga dar el paso de apoyar la moción de censura. Sin el PP, los números solo saldrían sumando al consejero del PIL a los de PSOE (5), Podemos (3), Somos (2) y Ciudadanos (1).


Portavoces de la oposición tras pedir un pleno extraordinario sobre los Centros Turísticos.

05. EL DESENLACE

“Cuanto más tiempo pase será peor, más complicado”, dice el dirigente de un partido de la oposición. “Calma, al menos hasta mediados de octubre esto no se va a resolver”, opina, por el contrario, un cargo de una de las fuerzas que apuesta por la moción de censura. Mantener un gobierno en minoría hasta las próximas elecciones se antoja un camino demasiado largo, como admiten en CC, pero “no imposible”.

Conformar una mayoría estable de gobierno después de una censura al presidente del Cabildo tampoco resultaría sencillo. Una de las opciones que se ha barajado, como reconoce un consejero de la oposición, sería un gobierno liderado por el PSOE, con PP, PIL y Ciudadanos. Sumarían 10 consejeros, a dos para la mayoría, y tendrían que negociar los principales temas con Podemos o Somos. Prácticamente todo el arcoíris ideológico que está representado en la Corporación insular. A día de hoy, el desenlace, según aseguran, todavía no está escrito.

07
Ago
2017
Manuel Riveiro

“Construir una carretera por la vega de Mácher no es la solución. Es una de las pocas zonas en las que aún se cultiva y hay que tener en cuenta que la agricultura fue en su tiempo el sustento de muchos de los habitantes del municipio y de la Isla”. Las palabras de rechazo a una nueva vía rápida entre la conocida como rotonda de El Toro, en Puerto del Carmen, y la rotonda del Instituto de Yaiza, aderezadas con la crítica a su “negativo impacto ecológico”, son de José Francisco Hernández (PP). Las pronunció en julio de 2004, cuando el pleno municipal –entonces presidido por José Juan Cruz (PSOE)- aprobó el trazado de una carretera que ha vuelto a ponerse de actualidad. Un ejemplo de que la política en Lanzarote es un constante déjà vu.

Con la negociación del convenio de carreteras entre la comunidad autónoma y el Gobierno central se han sacado de la gaveta los planos de hace trece años, sin apenas retoques, y se le han entregado al consejero regional de Obras Públicas, Pablo Rodríguez, para que los lleve a Madrid. Hace unas semanas, dio por hecho que conseguiría 100 millones para la circunvalación de Playa Honda –que no ha tenido discusión- y para la carretera que atravesará la vega de Mácher, que entre 2004 y 2005 generó una profunda polémica y críticas de vecinos, grupos ecologistas y fuerzas políticas. En algún lugar deben estar las más de dos mil firmas que se recogieron entonces para evitar que se afectase a 40.000 metros de terreno y a un centenar de fincas para ejecutar una carretera de unos tres kilómetros y medio.

El convenio de carreteras desempolva el polémico proyecto de la carretera que atravesaría la vega de Mácher, que generó el rechazo de vecinos, colectivos e incluso del actual alcalde

El anuncio de que se rescatará el proyecto de la cuestionada carretera por la vega de Mácher no ha provocado ninguna reacción oficial, al menos que haya trascendido, del Ayuntamiento de Tías, ahora presidido por uno de sus más firmes detractores cuando era portavoz de la oposición. Tampoco en el Cabildo parecen haber advertido que, en su principal órgano de participación ciudadana, el Consejo de la Reserva de la Biosfera, se acordó por unanimidad rechazar “la apertura de nuevas vías” entre Puerto del Carmen y Mácher y que cualquier decisión sobre la planificación de carreteras “cuente con el conocimiento previo” del foro en el que están sentados colectivos sociales, empresariales, universidades e instituciones. En el mismo convenio de carreteras que ahora negocia el Gobierno de Fernando Clavijo con el Ejecutivo de Mariano Rajoy, en el que se pretende abrir una vía por un tradicional terreno agrícola del municipio de Tías, la isla de Gran Canaria plantea como proyecto estrella el soterramiento de la Avenida marítima de su capital, con la finalidad de ganar suelo público en el frente marítimo. ¿No sería más razonable una solución similar para al menos ciertos tramos urbanos de Mácher y Tías, localidades divididas en la actualidad por una de las vías, la LZ-2, con más tráfico de la Isla? Para analizar alternativas de futuro, el momento debe ser la elaboración del Plan General de Ordenación. En el caso de Tías cuenta con un planeamiento en vigor, de 2005, y una revisión en manos de Gesplan, sobre la que hay más dudas que certezas. La prioridad de los últimos años ha sido sacar adelante los bautizados como ‘Planes de modernización turística’, en realidad modificaciones puntuales, parcela a parcela, para que lo que se pudiera levantar se ajustase a lo que pretendía cada promotor. Se ha postergado la visión global del municipio, reservada al Plan General, responsabilidad directa de la Concejalía de Urbanismo de Saray Rodríguez.

El nuevo PGO que controla Gesplan pretende establecer tres grandes bloques de viviendas de protección en vez de repartirlas por el municipio para fomentar la integración social

Un estudio reciente de la consultora Tinsa revela que, como consecuencia del auge de la vivienda vacacional, el precio del metro cuadrado construido en Puerto del Carmen alcanza unos astronómicos 3.500 euros. La vivienda es a la vez un problema y un reto para la ordenación urbanística. Y la salida dada por el equipo redactor del PGO de Tías -probablemente equivocada- es generar grandes bloques de viviendas de protección en un puñado de bolsas de suelo en Tías, Puerto del Carmen y Mácher, en vez de repartir de forma equilibrada esta oferta por las piezas de suelo que están pendientes de desarrollo urbanístico, fomentar así la integración social y evitar de paso la creación de ‘guetos’.

De unas 40 zonas cuyo desarrollo depende de los parámetros que se fijen en el PGO, Gesplan pretende concentrar la vivienda de protección en tres áreas: en Tías (43.528 metros cuadrados entre Los Lirios y el camino de Los Fajardo, en la zona del instituto), en Puerto del Carmen (38.895 metros cuadrados en la zona donde está Lidl y el intercambiador de guaguas), y en Mácher, un pueblo que nació con la filosofía del asentamiento rural (39.000 metros cuadrados).

09
Mayo
2015
Manuel Riveiro

Candidatos a presidir el Cabildo, reunidos por DiariodeLanzarote.com / Foto: De la Cruz.

La batalla por gobernar el Cabildo. Las encuestas al Cabildo que se han publicado dan como vencedor con holgura a Pedro San Ginés. Si se cumplen, automáticamente volvería a convertirse en presidente. Otra cosa será con quien gobierna y si dan los números para que sea necesario solo un socio (PSOE y PP son obviamente los mejor situados) o si es preciso buscar más apoyos. San Ginés ha sido el presidente que más ha durado en el cargo en los últimos 15 años y esa estabilidad le da ventaja frente a sus rivales. Está al frente de un Cabildo que controla un presupuesto global de 148 millones y que presenta, como acaba de hacer, planes de inversión (81 millones este año, incluidos eso sí los que tiene que poner Canal Gestión por contrato) que cubren carencias de ayuntamientos que están por lo general asfixiados económicamente. Alcaldes de otros partidos posan con él y le aplauden. El candidato de CC puede atribuirse en exclusiva, con todo el derecho, la autoría política de las inversiones que se han ejecutado y de las que están en trámite, por ejemplo para introducir a una escala razonable las energías renovables en la Isla, porque el PSOE, su socio hasta el otro día, en la práctica ha renegado por completo de sus tres años en el gobierno, en los que precisamente gestionó Obras Públicas, por estrategia electoral. Una incógnita es saber si les saldrá bien la jugada a los socialistas.

San Ginés ha sido el presidente que más ha durado en el cargo en los últimos 15 años y esa estabilidad le da ventaja frente a sus rivales

El perfil de la candidata ‘popular’, Saray Rodríguez, sin el liderazgo (todavía) de otros miembros de su partido, se acomoda al sillón de la vicepresidencia y el tono bajo escogido para la campaña electoral, que contrasta con el beligerante de Astrid Pérez en Arrecife, parece encaminado al objetivo de ocuparlo. El socialista José Juan Cruz ha optado por ser más crítico con San Ginés, pero quién sabe lo que deparará la política de pactos tras las elecciones.

El impacto de los partidos emergentes. Hay encuestas que equiparan la representación que puede obtener Podemos en el Cabildo con la que conseguirían PP y Partido Socialista (entre tres y cuatro consejeros les da la del Instituto Perfiles), y que apuntan a la más que posible entrada de Ciudadanos, una formación de implantación incluso más reciente que la organización liderada en Lanzarote por Carlos Meca, y cuya evolución es una de las grandes incógnitas. En cuanto al candidato de Podemos, su discurso sobre la lucha contra la corrupción, por establecer límites en la ordenación del territorio, por la defensa de los servicios públicos o por intensificar las políticas sociales para dar cobertura “a las 8.500 familias que hay en la Isla en situación de pobreza”, unido al empuje de la marca Podemos, está en disposición de materializarse en votos no sólo de quienes defienden esos postulados sino también de los que están decepcionados de los partidos tradicionales o de los que no acostumbran a votar, que en Lanzarote son casi la mitad del censo.

Aunque no es un partido de nuevo cuño, Nueva Canarias en cierta manera puede considerarse también un partido emergente. Ha apostado por una estrategia de alianzas con el Partido Vecinal de Manolo Rodríguez en San Bartolomé, con Gladys Acuña en Yaiza y con Pepe Torres en Haría, los tres con su tirón electoral. Al no tener ahora nada, casi cualquier resultado podría considerarse como un éxito.

El empuje de la marca Podemos está en disposición de materializarse en votos de los decepcionados con los partidos tradicionales

El complicado futuro de PIL y Alternativa. El Partido de Independientes de Lanzarote (PIL) atesoró más poder que ningún otro en la Isla, pero desde que estalló el caso Unión en 2009 no ha superado la depresión. Estos cuatro años ha tenido al consejero que más ha trabajado en la oposición, Ramón Bermúdez, demasiado solo en el Cabildo, con Fabián Martín más preocupado de su farmacia y de lucirse en el hemiciclo de la calle Teobaldo Power que de reconstruir su partido. La utilización para esta campaña electoral de Dimas Martín como estrella invitada, a sus 67 años, aún caliente su primera condena en el caso Unión a cinco años y medio de cárcel, se ha interpretado como una muestra de desesperación y la evidencia de que el final puede estar más cerca.

El 24 de mayo será la prueba de  fuego también para Alternativa Ciudadana. Tras 12 años en las instituciones de la Isla, a pocas fechas de las elecciones renuncia a su marca y se diluye en la plataforma Somos Lanzarote. Las siluetas se sustituyen por los ‘selfies’. La ilusión que despertó en 2003 no se percibe (salvo por los más fieles en las redes sociales). Durante los últimos mandatos fue la depositaria del ‘voto de castigo’ y eso puede cambiar, en parte por haberse acomodado (o institucionalizado). La rotundidad que se apreciaba en fundadores como Pedro Hernández, Barreto o Plasencia, que llegaron a la política después de años de curtirse en batallas ecologistas o sindicales, desde la sociedad civil, no es la que se aprecia en la nueva hornada de candidatos. Pero igual me equivoco.

12
Feb
2015
Manuel Riveiro

Si no la cambian de aquí a allá, el 24 de febrero es la fecha límite: todos los comités locales de Coalición Canaria en Lanzarote tienen que tener definidos sus candidatos y comunicarlos al Consejo Político Insular para que, posteriormente, les dé su visto bueno y los ratifique. Un proceso clave antes de las elecciones de mayo al que en Lanzarote se llega con el ambiente enrarecido, con heridas abiertas que la batalla para elegir al candidato a presidir Canarias ha agrandado.

En la pugna entre Paulino Rivero y Fernando Clavijo, que se decidió por escaso margen a favor del segundo, en Lanzarote se peleó hasta por el último voto. Y no siempre con las mejores artes. Hubo quien, tratando de cosechar apoyos, rastreó y detectó debilidades, insistió en reunirse, se interesó por facturas por cobrar, por deudas pendientes e ilustró al interlocutor con las posibilidades que existen para prosperar al calor del poder político. Una conversación a la orilla del mar de septiembre inmortalizada en más de media hora de grabación comprometedora que conocen dirigentes de CC en Lanzarote y en el Archipiélago.

En Coalición tienen dos incógnitas a resolver en el corto plazo. La primera es cómo reconstruir su sucursal en Tías, un municipio que ronda los 20.000 habitantes en el que en las últimas elecciones locales los nacionalistas lograron apenas 453 votos (1.068 al Cabildo). La segunda es qué hacer con Pepe Torres, cabeza visible de un sector crítico que hasta ahora no ha dado su brazo a torcer, pero en el que se percibe algún signo de cambio: Mario Pérez asiste a reuniones del partido y, a pesar de haberse significado fervientemente a favor de Paulino y en contra de Clavijo atacando el punto débil de su imputación, no descartan ofrecer a Inés Rojas ir en alguna lista electoral.

Con este panorama, en Haría puede suceder que el alcalde decida recoger velas y no enfrentarse a Marci Acuña por ser candidato al Ayuntamiento norteño. Puede ocurrir que se presente pero que se imponga Acuña, que perdió 80 a 105 en la elección a presidente del comité local ante Jacobo Betancort, próximo a Torres Stinga, aunque de eso ha pasado más de un año. Y puede darse que Pepe Torres se presente y gane. Ya hay voces en la dirección de CC que aseguran que el Consejo Político insular, en el que tienen mayoría y con capacidad de vetar candidaturas, nunca le permitiría volver a presentarse.

30
Sep
2013
Manuel Riveiro

En una época en la que la inversión pública en Arrecife es deprimente, las escasas esperanzas para el crecimiento de la ciudad pasan ahora mismo por la construcción, pieza a pieza, de un puerto puntero que atraiga visitantes, y por el desarrollo comercial que de paso desarme el oligopolio en ciertos sectores, como el de la alimentación, que han padecido durante décadas los ciudadanos de la Isla.

A cualquier consumidor al que se le pregunte le parecen inauditas las trabas a las que se enfrentan grandes cadenas para implantarse en Lanzarote, mientras que en otras islas del Archipiélago –Fuerteventura, sin ir más lejos- el ciudadano tiene la libertad de elegir básica para que un mercado funcione. Mucho más le sorprendería al ciudadano –y votante- descubrir que, en ocasiones, es en la propia administración pública donde se engrasan los frenos. Veamos un caso práctico:

1. De todas las bolsas de suelo de uso industrial y comercial que tiene Arrecife, una de las estratégicamente mejor situadas es la denominada UA-12, en Argana Baja, justo al norte de la circunvalación y cerca de la salida hacia San Bartolomé. A esa conclusión también llegó Mercadona (17.831 millones de ingresos al año), que tiene intención de comprar suelo y construir un supermercado de 2.100 metros cuadrados, en el que invertiría más de 10 millones de euros, dando empleo directo de paso a más de un centenar de personas.

2. En una ciudad en la que el urbanismo es un campo plagado de minas, la aprobación de la normativa de la UA-12 suscitó el acuerdo unánime de todos los grupos políticos –desde Alternativa Ciudadana al PP- en junio del año pasado. El planeamiento se aprobó de forma definitiva por el Gobierno de Canarias este año y entró en vigor el pasado mes de julio. Las obras de urbanización están en marcha –previo desembolso de 150.000 euros a las arcas públicas por la licencia- y sólo falta el último paso: el visto bueno al convenio en el que se adjudican las parcelas a los promotores y al Ayuntamiento.

3. Justo cuando estaba a punto de aprobarse el convenio para que cada dueño –incluido el Consistorio- pueda registrar a su nombre las parcelas que le corresponden, el Partido Socialista, que gobierna con Coalición Canaria, mandó a parar. Y ello, a pesar de que la jefa de la Oficina Técnica informó hace un mes a favor de que se aprobase ya de forma definitiva el convenio, clave para que una vez puestas las calles, las aceras y las farolas, Mercadona pueda pedir licencia de obras y construir su supermercado.

Las influencias sobre el Ayuntamiento frenan un híper de 2.100 metros en Argana

4. A la jurista de la Oficina Técnica le han pedido que vuelva a informar sobre un convenio del que ya dictaminó positivamente y propuso que el pleno municipal lo ratificase. En sectores empresariales no se explican cómo es posible que si los servicios jurídicos municipales piden que se apruebe, desde fuera del Ayuntamiento se reciban influencias que determinen la decisión política. Entre los que mandan en el Ayuntamiento hay quien se inclina por dar marcha atrás, con lo que la demora estaría garantizada. La asociación de consumidores Aculanza también tiene “sospechas” de una “mano negra”. Y la falta de explicaciones públicas convincentes por parte del grupo de gobierno de Arrecife acrecienta las dudas.

5. ¿A quién beneficia que se retrase el desembarco de Mercadona? Básicamente a las –por el momento- principales empresas de alimentación en la Isla: Hiperdino y Supermercados Marcial. El consejero delegado de Hiperdino, Javier Puga, ha declarado que no teme a la competencia y se ha mostrado partidario de plantar batalla bajando precios. Ha llegado a decir que no es justo que se gane demasiado con la alimentación con la crisis actual. En cambio, desde ámbitos próximos a Marcial se han planteado multitud de alegaciones para tratar de bloquear, por la vía urbanística, la diversificación comercial en Lanzarote.

6. La tarta que representa el negocio de la alimentación es apetitosa para hincarle el diente, y quienes se han empachado durante años tratarán de evitar a toda costa que se reparta. Es un sector que ha notado menos que otros el desplome económico y que puede seguir siendo una mina. Para muestra, un botón. En 2011, Marcial ingresó más que nunca: 116,4 millones de euros, con 12,4 millones de beneficios. ¿Cuántos ceros de su cuenta de resultados perderían los operadores actuales con una mínima competencia en la Isla?.

Los operadores que ahora controlan la alimentación llegan a ingresar 116 millones al año

7. Y a todas estas, los perjuicios para el Ayuntamiento cuanto más tarden en desarrollarse urbanizaciones como la UA-12 son notables. Aquí el Consistorio recibiría suelo para construir 7.315 metros de superficie. Con el polígono desarrollado percibiría cada año en impuestos y tasas 284.602 euros para financiar gastos e inversiones municipales, que tanto brillan por su ausencia. Pero en la Casa Consistorial parecen estar pensando en otras cosas, probablemente no en el interés general.