Según las declaraciones del IRPF

Lanzarote se ‘empobrece’: seis de los siete municipios, con menos ingresos que la media

Saúl García 1 COMENTARIOS 13/11/2017 - 05:54

El indicador Arope (At Risk Of Poverty and/or Exclusion), con el que trabaja la Unión Europea, mide el porcentaje de población que se encuentra en riesgo de pobreza y/o exclusión social. De forma muy resumida, una persona está en esa situación si cumple alguno de estos tres criterios: vivir en un hogar con una renta inferior al umbral de pobreza (el sesenta por ciento de la media de la renta nacional, que para 2016 se fijó en 684 euros para un hogar compuesto por una sola persona), estar en situación de privación material severa (no poder permitirse vacaciones, no tener capacidad para afrontar gastos imprevistos, no tener lavadora, teléfono, automóvil y varios condicionantes más) o vivir en un hogar “con baja intensidad de trabajo”.

Según el séptimo informe sobre el estado de la pobreza ‘Seguimiento del indicador de riesgo de pobreza y exclusión social en España 2008-2016’, elaborado por Juan Carlos Llano Ortiz y editado por la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social, Canarias es la comunidad autónoma con una mayor índice de ese indicador, que afectaría, según este estudio al 44,6 por ciento de la población. Tras Canarias se sitúan Ceuta y Andalucía, también por encima del cuarenta por ciento, y Castilla La Mancha, Extremadura, Murcia y Valencia por encima del treinta por ciento.

Este dato contrasta con las visones triunfalistas de la industria turística, el principal sector en el Archipiélago, que llegará este año a los 14 millones de visitantes, una cifra récord. La recuperación, es una evidencia, no está alcanzando a todos. El volumen económico que generó el turismo en Lanzarote, según el estudio del Istac sobre el gasto que llevan a cabo los turistas, pasó de 1.403 millones de euros en 2009 a superar los 2.632 millones de euros en 2015, más que nunca. Dentro de la comunidad con mayor riesgo de pobreza, Lanzarote tampoco sale bien parada en el reparto por islas o por municipios.

Según otro indicador, la estadística de declarantes del impuesto sobre la renta de las personas físicas correspondiente al año 2015, el último dato que hay disponible, en Canarias la renta media disponible, en términos netos, es de 18.964 euros, y sólo hay un municipio de Lanzarote que esté por encima de esa media, Teguise, con más de 20.000 euros. El resto está por debajo. En la cola están Tinajo, Yaiza y Arrecife, por este orden, con una renta disponible de algo más de 17.000 euros.

Arrecife se encuentra en el puesto número 33 de los municipios de Canarias, mientras que Puerto del Rosario está en el trece. Por encima de 18.000 euros están San Bartolomé, Haría y Tías. De vuelta al primer indicador, la situación en Canarias ha empeorado desde el año 2008, cuando empezó la crisis. El riesgo de pobreza creció diez puntos en este periodo, y ha pasado de afectar al 34 por ciento de la población, al 44, mientras que en otras comunidades como Baleares, Asturias, La Rioja y Murcia, en ese mismo periodo, la tasa disminuyó en un diez por ciento.

Pero los datos son aún peores para Canarias, que lidera también, junto a Andalucía, la tasa de población en pobreza severa, y además es la comunidad con mayor incremento de esa tasa, pasando del 5,9 al 13,6 por ciento en los últimos ocho años. Pero si la estadística es pertinaz, también lo es su interpretación.

En Canarias la renta media disponible, en términos netos, es de 18.964 euros, y sólo hay un municipio de Lanzarote que esté por encima de esa media: Teguise

Desde hace años, los sindicatos alertan de que la precariedad laboral ha llegado para instalarse y produce un empobrecimiento a la población. Los servicios sociales están saturados, la economía sumergida no la niega ni siquiera la patronal y la situación de pobreza afecta a personas con trabajo, no sólo a desempleados. En los últimos años, varios partidos han denunciado en el Parlamento de Canarias la existencia de “explotación laboral” en el sector turístico. UGT señaló en 2016 que las denuncias por incumplimiento de convenio en cuanto a derechos del trabajador habían aumentado en la Isla en un 22 por ciento en sólo un año.

Este mismo año se reunían representantes de organizaciones sindicales y partidos políticos con la Inspección de Trabajo y Seguridad Social y el Director general de Trabajo del Gobierno de Canarias con el objetivo de poner freno a la economía sumergida, el incumplimiento de los convenios y la precariedad laboral. Y en la festividad del 1 de mayo, Comisiones Obreras, elegía la consigna “Contra la pobreza salarial y social, trabajo y derechos”, y su secretaria insular, Vanessa Frahíja, pedía “acabar con la esclavitud y la precariedad laboral en Lanzarote”, tanto en el sector turístico como en el comercio. “Una vergüenza a pesar de la ocupación turística que hay y de los beneficios empresariales”, añadía.

Días atrás, la consejera de Empleo y Asuntos Sociales del Gobierno canario, Cristina Valido, decía que “la principal medida para reducir las cifras de pobreza en Canarias sería una reforma laboral que evite situaciones de explotación laboral legal o que los sueldos no lleguen a 600 euros”.

Pero si la pobreza llega por la rebaja en los ingresos, también se da por el aumento de los gastos. En el último año, la situación de la vivienda de alquiler en Lanzarote ha empeorado hasta alcanzar un grado de emergencia. Los alquileres no sólo han subido sino que la vivienda disponible se ha reducido y por tanto se ha multiplicado la ocupación y las infraviviendas, al mismo tiempo que se ha reducido el poder adquisitivo de las familias que viven en régimen de alquiler.

1 Comentarios

Esto solo es el síntoma de la gangrena que sufre esta reserva de la la indiferencia,abandono y el saqueo.

Añadir nuevo comentario