14 personas intoxicadas en Lanzarote

El Juzgado condena a dos personas a tres años de cárcel por vender un mero con ciguatera

Juzgados de Arrecife. Foto: De la Cruz.
Diario de Lanzarote 10 COMENTARIOS 07/12/2017 - 04:13

El Juzgado de lo Penal número 3 de Arrecife ha condenado al propietario y al empleado de una pescadería de San Bartolomé a penas de tres años y medio y dos años y nueve meses de cárcel, respectivamente, por vender un mero de más de 29 kilos que intoxicó por ciguatera a 14 personas.

Los hechos ocurrieron en los primeros días de diciembre de 2013 y son constitutivos de un delito contra la salud pública en su modalidad de fraude alimentario en concurso con tres delitos y once faltas de lesiones.

Los ahora condenados crearon con su conducta un peligro para la salud de los consumidores, según señala la sentencia. Algunos afectados tuvieron que estar en tratamiento médico hasta tres meses y a todos les quedaron como secuelas fuertes picores por todo el cuerpo.

El motivo por el que vendieron el ejemplar, a pesar de este riesgo, según el fallo, es el perjuicio económico si lo hubieran llevado a pesar a la Cofradía.

En el momento en que se produjeron los hechos, los análisis tardaban entre uno y tres meses y en la Cofradía no había cámaras frigoríficas adecuadas para el mantenimiento, por lo que el pescado probablemente hubiera quedado inservible para su venta o hubiera perdido calidad para poder ser vendido.

Uno de los condenados, el propietario de la pescadería Los Alisios, Saúl Levi Hernández, es propietario de un barco de pesca deportiva, y la sentencia considera que él mismo pudo pescar el mero.

El pescado se vendió por trozos, de una media de un kilo, durante cuatro días, y cuando llegó la inspección sanitaria, en la pescadería no quedaba rastro del mero ya que, según la sentencia, los responsables de la pescadería fueron advertidos por algunos de los afectados de que les habían denunciado.

La sentencia considera probado que ambos eran conscientes del riesgo, por su experiencia y porque conocían que los meros de más de 29 kilos deben someterse al examen de la ciguatoxina

Los acusados alegaron en su defensa que habían vendido dos meros, de los que tenían factura, uno de cuatro kilos y otro de doce. Esta versión la considera el Juzgado poco probable ya que hay muchos testigos que vieron un gran ejemplar de mero en la pescadería.

El jefe de salud pública del área de salud de Lanzarote declaró que se habían mezclado varios ejemplares de mero para la venta en esos días y que nunca se ha dado un caso de intoxicación por ciguatera ni en Canarias ni en la Macaronesia con meros de doce kilos y menos aún de cuatro.

Los dos condenados, Saúl Hernández e Ismael Hernández, tienen antecedentes por condenas por tráfico de drogas, una de ellas de este mismo año.

Problemas con las Cofradías

Durante el juicio, la técnico inspectora de Salud pública dijo que habían tenido muchos problemas hasta esa fecha con la Cofradía de San Ginés porque hacían las etiquetas sin controlar realmente de qué pescado se trataba.

La sentencia, de hecho, considera que fue posible el acto ilícito como consecuencia de las irregularidades que se cometen en las propias cofradías.

La magistrada señala en el fallo “que se ha puesto en peligro la salud de los consumidores de toda la Isla durante muchos años, y es sorprendente que no haya habido más brotes por ciguatera”

En la lonja, a cada bandeja de pescado le debe acompañar una etiqueta y una factura, pero ese procedimiento no se estaba haciendo porque la Cofradía y los pescadores tenían horarios distintos y los pescadores entregaban el pescado al distribuidor sin documentación y se emitía ésta posteriormente, fiándose de la palabra de los pescadores, según indica la sentencia.

A veces se dejaba el pescado en las furgonetas sin examinar y se entregaban así las etiquetas. “Por esa mala praxis el acusado pudo conseguir una etiqueta por un mero más pequeño”, dice el fallo.

Esto supone, a juicio de la magistrada “que se ha puesto en peligro la salud de los consumidores de toda la Isla durante muchos años, y es sorprendente que no haya habido más brotes por ciguatera en los últimos veinte años”.

10 Comentarios

En canarias y menos aun en las islas orientales no se dan las condiciones para que se desarrolle la ciguatotoxina debido a la temperatura de las aguas ya que estas son inferiores.
Quien controla la venta de pescado en el muelle de la pescaderia en Arrecife ? Tienen licencia ? . Lo peor es que en el ayuntamiento nadie , nadie sabe nada. ¿ Denunciable ?
Pedro, si te informaras más sabrías q se dan las condiciones. Hace 2 semanas hubo una charla en la escuela de pesca sobre este tema y estuvo un especialista en este tema. Para que te enteres, la cofradía de Playa Blanca ha tenido varios positivos en la pruebas realizadas a meros de más de 18 kg.
Menudo comentario del 1: "En canarias y menos aun en las islas orientales no se dan las condiciones para que se desarrolle la ciguatotoxina." Pedro, estás bastante equivocado, por favor infórmese antes de hablar de temas serios. Eurocigua está recopilando mucha información al respecto.
Control, por supuesto que tienen licencia ¿ qué quieres denunciar?
Control, por supuesto que tienen licencia ¿ qué quieres denunciar?
Pedro, primero decirte que sí que se dan las condiciones y segundo, aunque estos peces sean migratorios la ciguatoxina se va acumulando, de manera que los peces mas grandes serán los más peligrosos para el ser humano. Antes de decir algo de forma tan rotunda, informate por favor.
Comentario de Lola 5-6 , ¿ tienen licencia para vender en el muelle o en una pescaderia ? ¿ tienen los medios adecuados al sol ?. Si todo esta Ok , bien visible la licencia en el puesto y con el sello de ubicacion del ayuntamiento y sanidad.
Como afectado que soy, lo que me extraña mucho es que estos ya tengan sentencia, y sin embargo en mi caso, haya pasado mas de 5 años y aun no tengamos ni fecha para rl juicio.
Hay que informarse más hay muchos casos de pescado infectado de ciguatera sobre todo medievales se de lo que hablo

Añadir nuevo comentario