La Policía Local no puede sancionar

Aparcamientos para personas con movilidad reducida que no son válidos

Aparcamientos PMR en Puerto del Carmen y junto al Ayuntamiento, que tienen señales no válidas o están mal diseñados.
Saúl García 2 COMENTARIOS 14/11/2017 - 06:42

Los estacionamientos para personas con movilidad reducida (PMR) en Tías sólo lo son en teoría. En la práctica, la mayoría de ellos tan sólo son advertencias pero no contemplan señales de prohibición, por lo que la Policía Local no puede sancionar, y si lo hace, el expediente finaliza sin multa si el afectado recurre, porque la señalización no se ajusta a la normativa de tráfico en vigor.

Salvador Medina, residente en Puerto del Carmen y usuario de este tipo de aparcamientos ha denunciado en el Ayuntamiento que se están incumpliendo las normativas existentes en materia de señalización para las personas con discapacidad y asegura también que ni se ha practicado una interpretación correcta de las normas ni se ha hecho un estudio adecuado de cada zona señalizada. Según su relato, los aparcamientos suelen estar llenos de vehículos que no poseen la tarjeta de accesibilidad de la Unión Europea.

“A veces da la sensación de que los discapacitados no existimos, somos invisibles o no les importamos”, asegura. “Ya me ha sucedido en alguna ocasión tener que avisar a la Policía Local y no sancionar ni desalojar a los vehículos muy a pesar de ellos dado que no hay señal que realmente prohíba el aparcamiento a otros vehículos, así que esa señal SIA y nada, es nada”, añade.

“En definitiva, la señal es meramente informativa, no prohibitiva, sembrando opiniones divididas entre los que sancionan sin poder hacerlo y los que cumpliendo con lo reglamentado legislado no sancionan”, dice en el escrito registrado en el área de Urbanismo del Ayuntamiento.

En estos estacionamientos se usa la señal vertical con el pictograma de Símbolo Internacional de Accesibilidad (SIA), que es una señal internacional informativa. Sin embargo, ese símbolo no está recogido en ninguna normativa de tráfico, así que al no estar homologado ni reconocido por la Dirección General de Tráfico no se puede sancionar.

En el escrito se ponen varios ejemplos. En la zona de Los Cocoteros, en Puerto del Carmen, delante del restaurante Playamar, las señales no tienen un disco de prohibición, pero es que además los aparcamientos tampoco tienen la anchura necesaria para facilitar que las personas con movilidad reducida se puedan apear del vehículo. En esa misma zona, el número de aparcamientos también es escaso para atender la demanda tanto de residentes como de visitantes.

Un usuario de este tipo de aparcamientos denuncia en el Ayuntamiento de Tías que algunos estacionamientos están mal diseñados y otros mal señalizados 

En el Centro comercial Marítimo tampoco hay prohibición vertical de aparcar. Delante del Ayuntamienrto de Tías se da el mismo caso y delante del cementerio, cuyos aparcamientos se han habilitado muy recientemente, no se han pintado de forma correcta, ya que si una persona aparca en ellos, al salir del vehículo acabaría dentro del jardín.

Este usuario pide a la Concejalía de Urbanismo que ajuste “en el sentido correcto los estacionamientos destinados a personas con movilidad reducida conforme al Reglamento general de circulación, prohibiendo el estacionamiento de otros vehículos mediante las señales R-308 (prohibido estacionar) y la señal S-17 (señal de estacionamiento) y facilitando el estacionamiento de los vehículos prescritos en el artículo 30 del RDL 1/2013, evitando los perjuicios que irrogan a las Personas con Movilidad Reducida otros vehículos no autorizados”.

2 Comentarios

Ni cumplen norma, ni medidas por no hablar de alguna plaza con un desnivel superior al 10 % ( avenida de las playas ). Por desgracia he tenido que usarlas y en varias ocasiones no encontré plaza vacia ( furgoneta adaptada con rampa trasera que no pude aparcar por que no podia desplegar la rampa ). Lo peor es que tras aviso al ayuntamiento todo sigue igual. Una verguenza ya que ni la policia entiende el problema .
Porque ellos no lo sufren

Añadir nuevo comentario