09
Ene
2019
Saúl García

Es posible que cuando termine el mes de enero, los trabajadores del Ayuntamiento de Arrecife no puedan cobrar la nómina. La empresa que gestiona la aplicación por la que se hacen los abonos, ATM, ha cortado el servicio. Si la situación no se arregla, no se podrá pagar.

Es una de tantas. La empresa corta el servicio porque el Ayuntamiento le debe una serie de facturas. No existe contrato entre Arrecife y la empresa y hay que reconocer las facturas en pleno para poder pagar. El contrato venció y no se ha sacado otro. Es una situación irregular, pero en Arrecife las situaciones irregulares se suceden con bastante regularidad. El año pasado Endesa cortó la luz en algunas dependencias municipales por el mismo motivo, por facturas impagadas.

Se supone que se está redactando el pliego para el nuevo contrato para gestionar las nóminas, como se supone que se está redactando el pliego desde hace dos años para el cambio de los semáforos, y como se supone que se hacen tantas cosas de las que no se ve el resultado. En el Ayuntamiento se ha pasado, como revela una de las piezas del caso Montecarlo, de redactar pliegos para suministros que no se realizaban, a no realizar los pliegos de los suministros que se realizan.

El mal funcionamiento de ese Ayuntamiento no es de ahora. O no es sólo de ahora. Tiene un serio problema con los servicios que realiza, con los contratos, con los pagos, con las compras, con el personal... y con sus representantes públicos. Evidentemente, tiene más culpa quien tiene más responsabilidad, pero en proporción, desde la alcaldesa, hasta el último trabajador, a todos les toca un trocito de la tarta.

El 29 de diciembre se hizo un pleno extraordinario para reconocer las facturas de ATM extrajudicialmente y pagar para poder pagar. La obligación del grupo de gobierno era la de haber tenido el pliego y formalizar el contrato, y si no, convencer de alguna manera a la oposición. Pero no fue así. CC y PP votaron en contra, no se pudieron pagar las facturas y ya no hay servicio. Con la abstención hubiera sido suficiente. Permites el pago a los trabajadores y no asumes algo de lo que no eres responsable. Eso si no lo eres, porque CC gestionó el área de hacienda hasta diciembre de 2017. Ese verano se iban a llevar a pleno seis facturas de la misma empresa, de diciembre de 2016 a mayo de 2017, que suman 47.500 euros. El 25 de mayo de 2017 el entonces concejal delegado de economía y hacienda solicitaba en un escrito a la concejalía de recursos humanos, a Tesorería y a Intervención que se incluyeran de urgencia en el siguiente pleno las facturas, ya que la aplicación es “fundamental” para el “correcto funcionamiento del Ayuntamiento en general y del área en particular”. “Ante la posibilidad de que el citado proveedor corte el servicio por impago nace la urgente necesidad de elevar a la sesión plenaria ordinaria un expediente de reconocimiento extrajudicial de las facturas. Solicitamos, por favor, que con la máxima urgencia posible remitan a Intervención los expedientes completos de dichas facturas para su posterior debate en la sesión plenaria”, decía el escrito que firmaba Samuel Martín, el mismo concejal que hace dos semanas votó en contra .

Ni la corrupción, ni la ineficacia ni la incoherencia van a sacar de donde está al Ayuntamiento de Arrecife, que se ha convertido en lugar en el que los que lo frecuentan acaban pensando que el servicio público es aquello que está al fondo a la derecha.

 

P.D. Les prometo que este año habrá paseo semanal. Feliz año nuevo.

P.S. Cumpliré una vieja recomendación: para el texto, acompañamiento musical. No necesariamente irán relacionados. Que ustedes lo disfruten.

 

https://www.youtube.com/watch?v=yN8TUgkPnbU&list=PL3AkoP2X_CEXrN3S-YW7Vd...

 

Añadir nuevo comentario