POLICÍA

Un agente de la comisaría de Arrecife llega al Consejo Nacional de Policía

Pablo Moscoso fue elegido como representante sindical en la candidatura de Jupol. “Es muy inusual que haya agentes de comisarías tan pequeñas” como la de la capital lanzaroteña, señala

Saúl García 0 COMENTARIOS 14/10/2019 - 19:26

El Consejo de Policía es el órgano de participación de los funcionarios de la Policía Nacional. En él se integran 14 representantes sindicales y otros 14 miembros de la Administración. Tiene funciones muy amplias y se llevan a ese órgano todas las cuestiones de relevancia de este cuerpo de seguridad, desde los conflictos colectivos, los derechos sindicales, las condiciones laborales, los sistemas de clasificación de puestos de trabajo, la formación, la acción social o los expedientes disciplinarios, entre muchos otros.

En junio se llevaron a cabo las elecciones sindicales y en julio tomaron posesión los nuevos miembros. En esta ocasión ganó Jupol, el sindicato nacido de Jusapol, la asociación que reunía a policías nacionales y guardias civiles para pedir la equiparación salarial con los agentes de otros cuerpos de seguridad autonómicos. De la asociación Jusapol nació el sindicato Jupol pero también nació Jucil, otro sindicato de la Guardia Civil.

Uno de los nuevos 14 miembros es un agente destinado desde hace 15 años en la Comisaría de Arrecife. Se trata de Pablo Moscoso (1976), gaditano que ha hecho toda su trayectoria laboral en Lanzarote.

Actualmente está destinado en el aeropuerto César Manrique-Lanzarote pero antes estuvo trabajando también en radiopatrulla y denuncias. Pertenece a Jupol y es el único agente de Canarias en ese Consejo y uno de los pocos de fuera de Madrid.

“Es muy inusual que haya agentes de comisarías tan pequeñas”, señala, pero explica que todos los candidatos de Jupol eran nuevos, no tenían experiencia sin dical y que la elección de las listas casi fue “por reducción al absurdo”. “Estamos aquí casi de rebote”, dice, y admite  que “no ha sido fácil pasar de la pancarta a la mesa, es duro y hay un trecho muy grande”. “En el Consejo se negocia todo”, apunta.

Su trabajo sindical le permite una exención completa de su labor profesional, pero de momento no va a dejar de trabajar, al menos al cien por cien. En Lanzarote no hay sede sindical y eso le obliga a trabajar desde casa, eso si no tiene que desplazarse a Madrid, donde ha estado casi todo el mes de septiembre. “Como no hay sede sindical, eso me haría estar alejado de todo lo que pasa en la comisaría”, apunta: “Mi idea es seguir trabajado si me lo permite la actividad sindical”.

El principal objetivo que tienen los nuevos representantes sindicales es el de la equiparación salarial. “Si nos la dan, dimito mañana”, dice, aunque sabe que eso va ser muy complicado. “No podemos despistarnos con eso porque es nuestro principal objetivo”. La inestabilidad política ha hecho que no haya avanzado más la iniciativa legislativa popular que se presentó en el Congreso de los diputados para la equiparación salarial y que fue apoyada por PP, PSOE, Ciudadanos y Podemos, pero la iniciativa, de momento, a pesar de la disolución de las Cortes, se mantiene viva.

Por otra parte, ya ha habido una subida salarial pero no es la que reivindican los agentes. Esa reivindicación produjo el nacimiento de Jusapol. Después Jupol ganó las elecciones de junio con más del sesenta por ciento de respaldo, “una victoria histórica, comparable a la de Felipe y Guerra de 1982”, dice Moscoso.

De los 14 representantes, ocho son de Jupol, con representación en tres escalas: básica, subinspectores y ejecutiva. “Parece que había ganas de cambio en la Policía”, destaca. Jupol ha adelantado al SUP, el sindicato predominante durante los últimos años, y ahora prácticamente lo triplica en afiliación.

Moscoso cree que, en cualquier caso, esos resultados no han sido solo por la reivindicación de la equiparación. “Entendemos que debe cambiar la relación con el Ministerio del Interior, con la Administración, y este modelo lo ha apoyado el 65 por ciento del colectivo”.

Aunque le da gran valor al hecho de pertenecer a una comisaría pequeña, Pablo puntualiza que no representa a los trabajadores de la comisaría de Arrecife sino a todos los policías. “Me conformo con poner en el mapa de la Dirección General la comisaría de Lanzarote”. “Las comisarías pequeñas estamos un poco olvidadas”, asegura.

Añadir nuevo comentario