Envía un mensaje en caso de accidente

CycloShield, una idea ‘made in Lanzarote’ para proteger a los ciclistas en carretera

Foto: Felipe de la Cruz.
M.J. Tabar 5 COMENTARIOS 02/07/2016 - 08:16

Noviembre de 2014, cuatro cerebros de Lanzarote se revolucionan. Javi es diseñador industrial, Luis es experto en energías renovables y Tana, máster en MBA. Están en el paro y deciden desarrollar sus propias ideas con un amigo común: Frank, ingeniero de software con base en Londres. Dos años después, nace CycloShield, un innovador sistema de seguridad que geolocaliza al ciclista y envía un mensaje de emergencia en caso de accidente.

El panorama fiscal español (3.000 euros para montar una sociedad limitada, tres meses de papeleo, cuotas fijas) les llevó a elegir la localidad británica de Bath (50 euros, una tarde, si no facturas no pagas) para montar su pequeña ‘start up’. Un nuevo caso de fuga de cerebros en el sector del I+D+i.

En agosto de 2014, una ciclista danesa murió arrollada por un vehículo en Lanzarote. Pocos días antes, el conductor de un Twingo se daba a la fuga después de llevarse por delante a un socio del club El Aljibe. “Los ciclistas son los más vulnerables de la carretera. Y la brecha tecnológica que existe entre las bicis y los automóviles —que tienen 4G, faros automáticos, sensores para aparcar— es enorme”, explican Luis y Javi, que desecharon otras ideas de negocio cuando detectaron un nicho de mercado en el equipamiento de los ciclistas. Cuando empezaron a desarrollar el proyecto, no existía ningún sistema de seguridad integral para bicis que incorporase una cámara para grabar la infracción y el probable accidente. Los ciclistas utilizaban cámaras Go Pro.

Según las estadísticas del gobierno británico, la probabilidad de fallecer en un accidente de tráfico se multiplica por 17 si vas a bordo de una bici, siendo tu cuerpo el único chasis. CycloShield es un pequeño sistema electrónico equipado con dos sensores (giroscopio y acelerómetro) que calculan la orientación y aceleración de la bici para determinar el momento en el que se produce un accidente. Si los parámetros indican que el ciclista ha impactado, un sistema GSM (un pequeño teléfono móvil) envía la localización GPS de la bici al contacto de emergencia que haya configurado el ciclista. Para evitar falsos positivos (la bici puede haberse caído o parado), el sistema deja pasar 30 segundos antes de enviar el mensaje de emergencia y tiene un botón de desactivación. “Es un sistema autónomo y no necesita estar conectado a un smartphone”, añade Luis.

La segunda novedad de Cyclo-Shield es su cámara de 5 megapíxeles que comienza a grabar cuando un vehículo rompe la distancia de seguridad y rueda peligrosamente cerca: a 1,5 metros de la bici. Al mismo tiempo, un sistema acústico de alarma avisa al ciclista de la proximidad del vehículo.

En estos dos años de trabajo (6 meses, si hubieran podido permitirse dedicación exclusiva) han creado tres prototipos y han mejorado la idea inicial con ayuda de un ‘beta tester’ de lujo: Domingo Morín, del club deportivo El Aljibe, que probó el prototipo en Lanzarote para detectar brechas y debilidades.

299 libras, un trabajo de futuro

El CycloShield pesará bastante menos que los 600 gramos del prototipo actual, tendrá una batería de larga duración y ocupará menos que una pequeña bolsa de herramientas. Será más ligero y más compacto. Este año, han lanzado su marca y una campaña de micromecenazgo en Kickstarter para conseguir las 500.000 libras que necesitan para fabricarlo con catadióptricos, reflectantes y 7 horas de autonomía (ahora alcanza las 5). Para perfeccionarlo necesitarán contratar a un ingeniero electrónico, un experto en seguridad vial y montar una mínima infraestructura para la producción.

Cada unidad se comercializará a 299 libras (360 euros). El sistema permitirá también realizar monitorizaciones deportivas (kilómetros recorridos, desnivel cubierto), detectar puntos negros en las rutas y descargar toda la información (datos, fotografías) a la aplicación deportiva que utilicemos habitualmente en nuestro teléfono o a nuestro ordenador.

En la versión final incorporarán más mejoras: integrarán al servicio de emergencias (para que el mensaje lo reciba el 112 directamente, sin intermediarios, “porque un minuto en un accidente a veces es fundamental para salvar la vida”), controlarán el ritmo cardiaco del ciclista (el dispositivo le avisará si algún parámetro se dispara) y reducirán el peso de la batería. Las piezas del prototipo son diseños originales fabricados con una impresora 3D. El sistema también tiene bluetooth, USB y luces LED que mejoran la visibilidad de la bicicleta. El software también es de diseño propio.

Si no consiguen la financiación antes del 23 de julio, se concentrarán en la búsqueda de inversores. Tana es el director financiero del proyecto y está en Reino Unido promocionando CycloShield. Varios medios de comunicación ingleses y webs de ciclismo hablan ya de la llegada al mercado de esta ‘armadura’ tecnológica que ayuda a prevenir accidentes en carretera y minimiza los daños en caso de ser inevitable el impacto.

El objetivo de Javier Fábrega, Luis López, Francisco Martín y Tanausú Tejera sería trabajar en casa, en Canarias, pero echan en falta “un espacio de cooperación tecnológica, un networking que vaya más allá de compartir un lugar de trabajo”. Tienen una idea clara: “Queremos ser lo más independiente posibles”. Pelean por tener libertad de acción y han desarrollado el software con código abierto. Quieren que CycloShield sea, además de una fuente de empleo autónomo, su contribución para que el mundo ruede mejor. Si consiguen la financiación, en mayo de 2017 su idea estará lista para comercializar.

5 Comentarios

Porque no crean una Sociedad por acciones en vez de una sociedad limitada? De esta manera podria llamar mas rapidamente a inversores/accionistas puesto que ven negocio en el invertir en su idea. Dar dinero porque si, no lo veo. A no ser que te sobre. Es solo una idea.
Me parece una idea genial, me alegro por ellos pero a la vez siento pena que se vean obligados a tributar fuera por el sistema antiemprendedor que tenemos en España
Mucha suerte chicos, que GRAN TRABAJO!
Esta muy bien y lo apoyo. Pero respetare más a los ciclistas cuando cumplan las normas de circulación. Distancia de seguridad con los coches. Pararse en los pasos de peatones en las rotondas etc etc. Lo digo para a ver si b algún club toma nota!
Y ya por eso merecen ke los levantes x los aires no??? Aparte de anónimo eres un poco corto.

Añadir nuevo comentario