31
Dic
2015
M.J. Tabar

¿No les pasa que a veces sus amigos guiris son más canarios que ustedes?”. Así introducía Christophe Gaziello su primer minivídeo en Vine, sin más intención que echarse unas risas. Al cabo de un mes, su hermano pequeño le llamó: “¿Te has enterado? / No. ¿De qué?”. El vídeo se había hecho viral. En cinco meses, 25.000 personas decidieron seguir las andanzas de Gazz en Facebook. Esta es la historia de un ‘social media influencer’ que reivindica la inteligente sencillez del estilo de vida canario.

Nació en Niza en 1984, pero a los tres años su familia se mudó a Lanzarote. “Vivir aquí te educa, te da una filosofía de vida muy distinta a la de otros sitios”, explica Gazz. Siempre fue un niño inquieto: practicó el dibujo, la música y el vídeo, no paraba quieto. Un amigo de la familia, Luis Gobantes, le aconsejó estudiar Comunicación Audiovisual. “Se lo agradeceré toda la vida”, dice el comunicador lanzaroteño, que hoy es cámara, editor y montador freelance, y trabaja como director de comunicación en una empresa que desarrolla aplicaciones infantiles.

Lleva tres días en casa y ya nota el efecto balsámico de Lanzarote. “Hay gente que crece en un mundo totalmente distinto a este”, que está preocupada porque pasan 45 minutos de la hora pactada de entrega de un informe y se agobia porque el vagón del metro va lleno. Son situaciones que llaman la atención al recién llegado a una capital dominada por la productividad y el capitalismo.

Los contenidos que desarrolla Gazz persiguen la risa y quieren ser cachetones a mano abierta contra el estrés. A sus 31 años hace suya la inteligencia ancestral de la gente sencilla, que sabe diferenciar muy bien el grano de la cuestión de la paja más absurda: “A ver, ¿pero dónde vas? Relájate”. La vida no tiene por qué ser para tanto. Ver una romería en un cuadro renacentista; acuñar términos como “el síndrome de hidratación canina”, catar a un tipiquillo cualquiera, definir fobias, estados de ánimo, situaciones…

El caso es reírse y, a ser posible, todos los días. “El humor es una forma de mandar mensajes y para mí lo más importante es encontrarlo en cualquier cosa”. Es su manera de ser y hace un par de años empezó a compartirla en la Red. Aunque “de momento” es ‘sólo’ un entretenimiento, un canal donde contar sus historias, Gazz avanza en línea recta hacia la profesionalización. Ha hecho varios trabajos patrocinados y está muy ilusionado con su último encargo: un vídeo para ‘Agüita con el plástico’, la campaña lanzada por Lanzarote Reserva de la Biosfera.

Tiene cerca de 80.000 seguidores en las redes sociales y su público tiene entre 13 y 25 años. Son gente que vacila, se busca y se encuentra en los micro relatos audiovisuales de Gazz. Entre los 60.000 y los 100.000 seguidores, las marcas empiezan a interesarse por los creadores de contenidos porque los consideran influyentes. Varios amigos de Gazz, también ‘viners’, ya ganan un sueldo por lo que publican en Vine o YouTube. “Yo hago un humor muy de aquí, muy canario y es más difícil llegar a grandes cifras”, pero estar muy conectado a Canarias también le ha granjeado colaboraciones y muchos contactos.

Tiene cerca de 80.000 seguidores en las redes sociales y avanza en línea recta hacia la profesionalización

En julio dio una charla en la TLP de Tenerife sobre las posibilidades comunicativas de Vine: “Son vídeos tan cortos que no puedes perder el tiempo en cosas que no importan. En las limitaciones nace la creatividad. A mí me encanta el montaje y Vine me ha ayudado a afinar; te enseña a economizar muchísimo”. ¿Más ventajas? Que sólo necesitas un teléfono móvil y una idea. “Lo peor de la gente creativa es que nos ponemos barreras nosotros mismos”, cree Gazz, y con Vine no hay excusas. Algunas de sus referencias cinematográficas son Wes Anderson, Michael Mann, Michel Gondry, Quentin Tarantino, Luc Besson y Alex Garland.

Se define como un “canario trilingüe apasionado del sentido común y de la carcajada fácil” y su objetivo es trabajar cada vez más sus historias. “Me interesa hacer llegar el mensaje de que se puede vivir de otra manera, simplificando un poco; me gusta mucho transmitir lo que he vivido en Canarias, la vida puede ser muy sencilla y muy feliz”.

La diferencia entre una sonrisa o una carcajada está en los detalles (una palabra, una forma de terminar la frase, un punto). “Cuando eres creador de contenidos y descubres a tu público, tienes dos opciones: ser fiel a ti mismo o hacer lo que le gusta a la gente. Yo hago lo que me sale de dentro. El secreto de un buen contenido es ese. No parecer algo que no eres”, reflexiona. Un ejemplo de “voz propia”: las ‘youtuber’ Andrea Compton o Bolli, también lanzaroteña y que ha alcanzado ya nivel de gurú.

Comentarios

Un ejemplo para los acomplejados de por aquí. Un tio que no esconde su canariedad y que triunfa. ¡Bravo!
Vaya, un monegasco nacido en Niza y estudiante en Madrid. Ojalá todos los jóvenes conejeros tuvieran tantos privilegios y oportunidades.
Al 2: ¿Privilegios y oportunidades? ¿En serio? Los recursos técnicos necesarios para hacer los vídeos se limitan a un telefóno móvil. La cuestión es si tiene talento o no. Los miles de seguidores que tiene demuestran que para su numeroso público lo tiene. Y punto.
AL 3: Los recursos tecnicos las oportunidades y los privilegiosdisculpe usted pero hay muchos jovenes en lanzarote que no se lo pueden permitir ni la universidad ni un buen telefono y estan en la calle fumandose un peta por que ohh lociento nadie les da trabajo eso para empezar y si me parece muy bien lo del articulo pero yo llevo 40 años en lanzarote soy extranjero y a mi la palabra guiri me sige ofendiendo por que tampoco llamo a los de aqui los conejeros somos personas y el respeto empieza por uno mismo
opino lo mismo q patata frita canaria respeto empieza por uno mismo en todos los sentidos y añado 80.000 seguidores por que no cuentas la realidad de la isla lo que esta pasando
A patata frita canaria y marcos: y siguen con el mismo argumento estúpido... para hacer un vídeo para internet vale cualquier móvil, tanto un iphone de 600 euros como uno de 70 euros. Y pibe de 30 años, hoy en día, viva en El Cable o en Argana Alta, tiene un teléfono móvil. Volvemos a lo mismo, lo que importa es el talento, y este chico lo tiene. Y hace humor, Marcos, vídeos de humor para echarte unas risas, no vídeos de denuncia para "contar la realidad de la isla". En fin, que lo que dices es lo mismo que pedirle a Manolo Vieira que descubra la corrupción que seguro habrá en el Gobierno de Canarias...
manolo vieira es un comprado por la politica a ver si nos enteramos y no hace gracia como payaso de feria ,si ,pero ni como persona vale, y si estuvieras atento hay muchos jovenes en argana q no tienen ni internet sr mio por que los padres no pueden permitirse pagar caprichos y no tienen ni para reyes y tranquilo que ya habran videos en internet de internautas que puedan decir la verdad y con risas y de la corrupcion que hay en esta isla SR COMENTARIO.6
NADIE SE ESTA DANDO CUENTA DE UNA COSA ESTE SR EL COMENTARIO ESTA FORRADO O FORRANDOSE POR QUE YA ME DIRAS TU LA COMPARACION QUE HACE DE EL CABLE CON ARGANA O UN IPHONE A UN MOVIL NORMAL SE TE ESTA VIENDO LA PLUMA HAY QUE SABER AFRONTAR RETOS QUE ME PARECE BIEN LO QUE HACES PERO UNO NO ES PARA TANTO Y SEGUNDO NO COMPARES Y LO MAS IMPORTANTE HAY QUE SABER SER HUMILDEEEEEE
He tenido problemas para acceder a los comentarios dede que publiqué el primero a esta nota de "amiguetes" llamada Zoom. Espero que no sea una censura "tecnológica"... En ese primer comentario hacía referencia al origen y extracción social prominente del personaje, no a su pretendido "talento". Confieso que ni me he molestado en visionar sus "creaciones". Lo que circula por la red no me interesa nada.
Que un vídeo se haga viral no tiene nada que ver con los origines de uno... la creatividad y el buen humor tampoco. Bravo a Gazz. Sigue así, porque tu éxito está basado en la risa que tanto hace falta. Viviendo en positivo y reírse son buenos ingredientes para que las cosas salgan bien.

Añadir nuevo comentario