18
Dic
2015
Saúl García

Esta semana se ha suspendido un juicio en el que los acusados son el ex alcalde de Yaiza, José Francisco Reyes, el ex secretario, Vicente Bartolomé Fuentes y el Jefe de la Oficna técnica, Antonio Lorenzo. Para dos de ellos, no es el primero al que se enfrentan, y tampoco será el último. En el caso Costa Roja están imputadas estas mismas tres personas y todas las acusaciones vienen por la concesión de licencias en contra de la legalidad. Está claro que era un negocio lucrativo para muchas personas y que algunos de los que más han ganado no se están sentando en el banquillo y tienen casi intacta su influencia social y en las instituciones.

En el juicio de esta semana se trataba de dos licencias otorgadas a sociedades relacionadas con Pedro de Armas que era compañero de partido y socio de Reyes (era empresarios de la comunicación). Los chales están en el plan parcial Playa Blanca, ahora legalizado gracias a que se ha hecho un nuevo plan parcial y se plasma mediante un convenio dirigido desde el Gobierno de Canarias. El plan parcial Playa Blanca está ligado íntimamente al apellido Díaz de Aguilar, a Ignacio, el abogado, y a Federico, que vendía las casas. Está ligado porque estuvieron en su tramitación desde el principio, han estado en las reuniones de la Junta de compensación y han estado en el final, con la firma del convenio, además de que han defendido en los tribunales a varios promotores. El propio Díaz de Aguilar fue presentado en unas jornadas en el Cabildo de Lanzarote, hace unos años, como una de las personas que había participado en el borrador de la Ley de armonización y de renovación turística del Gobierno de Canarias, el mismo que negocia convenios.

El juicio se suspendió porque el abogado de Vicente Bartolomé, Luis Fernández Navajas, había presentado una documentación, entre la que hay un informe pericial del propio Díaz de Aguilar sobre el plan parcial, y no se le había dado traslado a la Fiscalía. La acusación popular ya avanzó que "el perito de la defensa no puede ser perito porque era el promotor y es el principal interesado".

La cuestión es que, como en el juicio, unos están en primera línea, en el banquillo, como José Francisco Reyes, que a pesar de haber hecho posible que algunos ganaran mucho dinero, ha tenido que acudir a un abogado de oficio y al que le piden 25 años de cárcel en otra causa; y otros están en la retaguardia. Tras la suspensión de la vista oral, Díaz de Aguilar charlaba con el abogado de Vicente Bartolomé en la planta baja del Palacio de Justicia de Arrecife.

En otros juicios está habiendo acusados que confiesan y a los que se les rebaja la condena. En este asunto de las licencias, los más beneficiados no son los que van a pasar por el banquillo, pero aun así debe ser que, o bien la compensación o bien el miedo, son aún mayores que el trago de pasar por la cárcel.

Feliz Navidad.

Comentarios

José Francisco no esperes más, cuéntalo todo. Te han dejado tirado, se ríen de ti a carcajadas y, por supuesto, no piensan cumplir con lo prometido.
Todo está podrido. Pide alioli cabrero porque está papá te la comes tú solo . Cántalo todo y te dan almax.

Añadir nuevo comentario