03
Abr
2015
Saúl García

1. En noviembre de 2010, el presidente del Cabildo dijo que no iba a haber una amnistía para los hoteles ilegales y que el tiempo lo demostraría. “Se equivocan quienes piensan que los que han conculcado el ordenamiento urbanístico van a conseguir una amnistía”, señaló asegurando que los que tienen licencias ilegales deben compensar a la sociedad “pero que esa compensación sea para todos”, y se ofreció “como principal garante de la legalidad”, que es algo que repite mucho pero nadie sabe lo que significa.

Pues bien, ha pasado el tiempo y aún se espera que el presidente vuelva a decir algo o que garantice la legalidad, porque lo único que ha hecho es dejar la solución en manos del Gobierno y del Ayuntamiento de Yaiza, olvidándose del problema como si el Cabildo que preside no hubiera sido el que logró que se anularan esas licencias. Ahora tiene la oportunidad de decir algo: ya hay dos hoteles que han pedido la licencia y han presentado un proyecto ante el nuevo panorama legal: las leyes que ha hecho el Gobierno y el Plan General de Yaiza. Veremos de qué está hecha la garantía.

2. Estaba claro porque lo barato sale caro. Urbaser no cumple lo estipulado en el contrato. Ganó el concurso de basura y limpieza en Arrecife con un precio que rebajaba en 14 millones de euros la licitación y haciendo una rebaja sustancial en el coste del personal, así que o bien iba a contratar a menos personal o a bajar los sueldos o no pretendía cumplir lo que había firmado. De todas formas, la sorpresa no debe ser muy grande porque es lo mismo que hacía antes de la operación Unión.

Una de las diferencias es que antes el encargado del contrato por parte del Ayuntamiento era un presunto corrupto, detenido en dos ocasiones, y ahora es un funcionario que se ha tomado su trabajo muy en serio: se ha pateado las calles, ha hecho fotos, ha escudriñado en las condiciones del contrato, ha hecho requerimientos a la empresa, ha recogido las quejas de los vecinos... Hay personas que se ganan el sueldo que les pagan los ciudadanos y que parece que entienden lo que es un servicio público, y habrá que seguir confiando en que cunda el ejemplo, porque lamentablemente las empresas que gestionan servicios públicos suelen dejar mucho que desear.

3. El 19 de mayo de 2011, un día antes de que acabara la campaña electoral, Pedro San Ginés presentaba a lo grande su gran proyecto de Vía ciclista. En el proyecto, bajo el epígrafe 'Compromiso de legislatura 2011-2015' se hacía esta introducción: “La vía ciclista Isla de Lanzarote será una realidad gracias a un equipo de trabajo coordinado que hará posible que Lanzarote cuente de una vez por todas con 180 kilómetros de ruta para la práctica del ciclismo, convirtiéndose así en uno de los pocos destinos turísticos especializados que engloben una amplia y de calidad oferta deportiva. Ahora, gracias al respaldo de Coalición Canaria, sabemos que tras cuatro largos e infructuosos años de trabajo, este proyecto podría ser una realidad. Y lo es, porque no es un proyecto de buenas intenciones y pequeños recorridos imposibles de realizar por la orografía, normativa de ordenación y/o impedimentos económicos, entre otros”.

Esta semana, cuatro años después, ha anunciado que espera adjudicar la primera fase antes del mes de mayo. Eso es todo.

Que lo pasen bien si tienen vacaciones, y si no también.

Comentarios

Añadir nuevo comentario