SOCIEDAD
María José Rubio 0 COMENTARIOS

“Ahora no me vería por fuera del ventorrillo, al otro lado de la barra”, dice. Pese a no parar en toda la noche, “dentro se vacila mucho”.

Páginas