Manifestación el 4-F

La unidad de radioterapia enciende la lucha por una Sanidad digna en Lanzarote

Foto: Felipe de la Cruz.
M. Riveiro 2 COMENTARIOS 03/02/2017 - 06:46

El cáncer es la primera causa de muerte en Lanzarote. Más de 200 personas al año fallecen como consecuencia de la enfermedad. La radioterapia es uno de los tratamientos más habituales: seis de cada diez pacientes la reciben.

La reivindicación de que Lanzarote cuente con una unidad de radioterapia ha generado unanimidad política, se han recogido unas 9.000 firmas y ha espoleado a colectivos, sindicatos y ciudadanos a constituir una Mesa social para exigir mejoras en la Sanidad de la Isla, que sufre una “infrafinanciación crónica”, como han reconocido sus responsables.

El movimiento social tiene una primera fecha marcada en el calendario: el 4-F. Este sábado desde las once de la mañana una manifestación recorrerá las calles de Arrecife, desde la calle Real al Cabildo, para exigir al Gobierno de Canarias la implantación de la unidad de radioterapia.

En noviembre, el Parlamento instó al Ejecutivo presidido por Fernando Clavijo que recabase los estudios necesarios sobre su viabilidad, para que los pacientes de oncología evitasen tener que desplazarse, principalmente al Hospital Doctor Negrín en Gran Canaria, para seguir un tratamiento que, de media, incluye 22 sesiones en días diferentes.

La iniciativa que están respaldando por unanimidad las instituciones de la Isla, que parte de la Asociación de familiares oncohematológicos de Lanzarote (Afol), es más contundente que el acuerdo parlamentario y reclama que los “trámites necesarios” para implantar el servicio de radioterapia se inicien “a la mayor brevedad posible”.

“Estar en contra de una reivindicación necesaria para Lanzarote sería absurdo”, dice Carmen Arrocha, presidenta de Afol, que ya se ha dirigido al nuevo equipo de la Consejería de Sanidad, con José Manuel Baltar al frente. “Esperamos que los representantes de la Isla luchen con nosotros y, si no lo hacen, lo vamos a ver”, añade.

La unidad de radioterapia en Lanzarote no es una reivindicación que se haya improvisado. Afol hizo los deberes y utilizó una subvención para encargar un estudio a una consultora especializada. La conclusión es que en la Isla “cabe esperar condiciones de demanda para justificar una instalación de radioterapia”. En apenas cuatro años se ha percibido una “tendencia claramente alcista de la hospitalización por cáncer” en Lanzarote, y se ha pasado de 2,8 a 5,3 ingresos hospitalarios por cada mil habitantes en el Doctor Molina Orosa. El estudio toma como base los resultados de los últimos ejercicios y parte de la cifra de 374 nuevos casos por año.

Para implantar el servicio de radioterapia sería necesaria una inversión de 2,8 millones, principalmente para un búnker equipado con acelerador lineal y otro búnker de reserva, además de espacio para consultas. La plantilla debería contar con dos oncólogos especializados y tres especialistas técnicos, principalmente.

“Estar en contra de una reivindicación necesaria para Lanzarote sería absurdo”, dice Carmen Arrocha (Afol). “Esperamos que los representantes de la Isla luchen con nosotros y, si no lo hacen, lo vamos a ver”

El estudio encargado por Afol también concluye que a pleno rendimiento se llevarían a cabo entre 7.400 y 10.700 sesiones de radioterapia al año y se reduciría la necesidad de derivar pacientes a Gran Canaria a “contados casos”. Ibiza, con una población similar a Lanzarote, sobre 145.000 habitantes, tiene unidad de radioterapia propia.

José Brito, que fue director del Área de Salud de Lanzarote hasta la última semana de enero, muestra su “apoyo total y absoluto” a la iniciativa y señala que en el “medio plazo” puede convertirse en realidad. En Fuerteventura ya se ha presupuestado el búnker en el Hospital, pero Brito asegura que, de implantarse, primero se haría en Lanzarote “por población, casos y número de desplazamientos”.

A la movilización impulsada por Afol para contar con la unidad de radioterapia se une en el tiempo el mayor nivel de exigencia de la Junta de Personal del Área de Salud de Lanzarote, presidida por Yone Caraballo, y la creación de una Mesa social con siete colectivos y dos sindicatos, por el momento, para que la Isla cuente con recursos como una segunda ambulancia medicalizada, un nuevo TAC o que se acabe con los “recortes en personal”.

El propio gerente de los servicios sanitarios, José Luis Aparicio, destacó que cada tarjeta sanitaria en Lanzarote era financiada con 808 euros, frente a los 1.200 de media en la comunidad autónoma. Si la Sanidad de Lanzarote fuese un paciente, el diagnóstico estaría más que claro.

2 Comentarios

No sería mejor luchar por que la sanidad tenga algún sitio donde hospedarnos cuando vayamos tanto a radioterapia como cualquier otra consulta a las Palmas o mejor dicho facilitarnos el desplazamiento. Sabemos cuando nos cuesta la instalación de este equipo de radioterapia en la isla, y a ver quien lo quiere al lado de su casa si nos quejamos por una antena de móvil sabemos cuanto emite este equipo.
Las unidades de Radioterapia no emiten radiación al exterior, ni siquiera fuera de la sala donde están contenidas. Están contenidas en un bunker y son absolutamente seguras. Por otro lado, el precio de mantenerla en Lanzarote es mucho menor que los traslados y alojamientos a Gran Canaria.

Añadir nuevo comentario