RADIOGRAFÍA AL TURISMO

La Isla roza los tres millones de turistas pero se enfrenta a una batería de retos y amenazas

Turistas en la playa del pueblo de Playa Blanca / Foto: De la Cruz.
M. Riveiro 8 COMENTARIOS 07/01/2017 - 07:31

A Lanzarote llegaron en el último año más de 2,9 millones de turistas, 14 millones a Canarias. La Isla creció por encima del 10 por ciento en comparación con el año anterior. “No ha habido un año como 2016”, destaca el consejero delegado de la Sociedad de Promoción de Lanzarote (SPEL), Héctor Fernández. “A nivel cuantitativo, tanto Canarias como Lanzarote se encuentran en un momento sin precedentes”, subraya Fernández.

Los datos tienen en parte una explicación “coyuntural”, la inestabilidad sociopolítica en países que son destinos turísticos competidores, pero también, opina Fernández, influye que “seamos un destino de sol y playa muy consolidado, con unas condiciones climáticas inmejorables”, y que haya una estrategia “promocional” definida. Eso sí, advierte de que “hay muchísimas amenazas generales” que afectan al negocio turístico, un sector de una importante “fragilidad”, en el que influye desde el cambio del dólar, al precio del combustible o “variables incontrolables” como una acción terrorista.

¿Hasta dónde se puede crecer?

Con casi tres millones de turistas, surge la pregunta de cuál es el límite de visitantes que puede digerir Lanzarote. “El aeropuerto tiene una ocupación semanal del 60 por ciento, pero el mayor movimiento se concentra en días como jueves y domingo”, explica Héctor Fernández, quien apunta que “capacidad aeroportuaria existe”. “Otra cuestión”, resalta, es la capacidad alojativa de la Isla. Lanzarote está a la cabeza en porcentaje de ocupación de los establecimientos hoteleros y de apartamentos en el Archipiélago. “Se está trabajando al límite, porque estar sobre el 90 por ciento de ocupación es prácticamente un lleno técnico”.

El parque alojativo “no oficial”, vinculado al alquiler vacacional y a la explotación a través de plataformas en la Red, es “desconocido”, aunque un estudio del Gobierno de Canarias estimó que en Lanzarote hay cerca de 30.000 camas de estas características, las mismas que tiene Puerto del Carmen. Se trata de un mercado turístico paralelo, del que se desconocen datos “con exactitud”, pero “es verdad que cada mes los datos de crecimiento en pasajeros de Aena no coinciden con los datos de la oferta alojativa reglada, por lo que se están derivando ahí”.

¿La amenaza del ‘Brexit’?

Si el Reino Unido tose, Lanzarote se resfría. Cuarenta de cada cien turistas son británicos, la mayor proporción que se da en el Archipiélago. La decisión de abandonar la Unión Europea, bautizada como ‘Brexit’, encendió las luces de alarma pero, “hasta ahora, los efectos han sido absolutamente nulos” en llegada de turistas. Al contrario: hasta octubre el mercado británico crecía un 14 por ciento en Lanzarote, por encima de la media. Las aerolíneas con las que Lanzarote suele tener acuerdos promocionales, como Ryanair, Easyjet o Jet2, están planificando incluso nuevas conexiones, algunas ya confirmadas.

Eso sí, una cosa es la cantidad y otra la ‘calidad’. Si ésta se mide por la capacidad de gasto, Fernández señala que en los estudios se está empezando a notar una caída. “No por el efecto del ‘Brexit’, hemos entendido que la dependencia del mercado británico es demasiado elevada y nos centramos en otros países para que crezcan, aunque la decisión final es del hotelero”, apunta el consejero de la Sociedad de Promoción. “Es un peligro depender tanto del Reino Unido, pero al mismo tiempo es una suerte porque no hay un Estado con esa estabilidad turística”.

La ‘latinización’ turística

“Lanzarote es un destino que tiene que tender hacia la latinización”, subraya el responsable de la Sociedad de Promoción. ¿Las razones? “La Isla no es un destino convencional de sol y playa, ofrece mucho más, porque tiene una oferta complementaria de primer nivel y es casi un pecado no estar recorriéndola prácticamente todos los días de unas vacaciones”, explica. Hay visitantes que son más “proclives” a salirse del paquete turístico habitual, como franceses, italianos, españoles o portugueses. “Queremos poner en valor cómo es Lanzarote en esos mercados y ver si de forma natural van implantándose”, avanza Fernández. “Con mucha cautela porque al mismo tiempo no podemos dejar de recibir más de dos millones de turistas al año”, la energía que alimenta a la economía insular.

Uno de los muros con los que tropieza la diversificación turística de la Isla es que ciertos mercados, como el de turismo nacional, están marcados por la “estacionalidad” y por la costumbre de irse de vacaciones en verano. “Cuando un destino, como Lanzarote, trabaja durante los 12 meses, hay que buscar mercados que suministren turistas durante todo el año”.

¿Por qué no crece el turismo nacional en Lanzarote? Los hoteleros admiten que cierran ventas a tour operadores nacionales, como Viajes El Corte Inglés o Travelplan, que pretenden concentrar su actividad en meses como julio y agosto, y prefieren acuerdos con tour operadores de otros mercados que les garantizan la contratación de camas durante todo el año. “Las costumbres vacacionales son un gran problema estructural y un hándicap determinante para crecer, pero por afinidad con Lanzarote como producto turístico nos interesa la promoción en el mercado nacional”, recalca Fernández.

El rumbo de Lanzarote

De cara a 2017, “tener un crecimiento como el de 2016, sobre el 10 por ciento en llegada de turistas, va a ser muy difícil”, señala el consejero de la Sociedad de Promoción, si bien destaca que se percibe “mucho dinamismo”. “Seguiremos creciendo, pero no de esta manera”, añade. El papel de la Sociedad de Promoción, con un presupuesto aprobado para el nuevo año de 2,7 millones de euros, con 13 socios y la incorporación de patrocinadores privados de la Isla, se amplía con el diseño de ‘productos’ para diferenciar a Lanzarote en el escaparate turístico global. Un ejemplo: el año pasado la Sociedad de Promoción adquirió la marca ‘European Sports Destination’, para la promoción deportiva de la Isla, en especialidades como el ciclismo, el buceo o el golf. “Estamos trabajando de la mano del sector, ayudando a que los eventos mejoren y que se perciba a Lanzarote como un destino turístico deportivo de primer nivel, tanto para profesionales como para aficionados”, detalla Fernández, quien se muestra convencido de que estas medidas tienen un “impacto en el gasto” de los turistas en la Isla.

Otro de los productos ‘estrella’ es el gastronómico, bajo la marca de Saborea. El objetivo es claro: atraer visitantes que alquilen material deportivo, contraten actividades y salgan a comer en restaurantes. “De esta forma, sacando a los turistas de los recintos alojativos, es como se combate el ‘todo incluido’”, cuya cuota de mercado se sitúa en un 40 por ciento, “no demonizándolo”, recalca.


Héctor Fernández, consejero delegado de la Sociedad de Promoción.

Abrir Arrecife al turismo

Una de las asignaturas pendientes es que Arrecife ocupe un lugar destacado en la oferta turística insular. La capital de la Isla, como espacio turístico, “no termina de arrancar porque la experiencia vacacional que se recibe no es adecuada”. “Arrecife tiene muchos recursos que hay que convertir en producto, y falta ese proceso de transformación”, señala el consejero de la Sociedad de Promoción.

“Tenemos elementos buenísimos como el Reducto, la marina, hay una oferta alojativa bastante digna, con un magnífico establecimiento como el Arrecife Gran Hotel, pero falta lo mismo que perciben los ciudadanos”, añade Fernández. Carencias en limpieza, señalización o iluminación, lo más básico. “Traslada todo eso al turista, que es mucho más exigente que el residente”, y el resultado es un ‘se necesita mejorar’.  

En algunos aspectos, agrega, todavía “estamos en pañales”, algo que la Isla “no se puede permitir” después de medio siglo en la industria turística. “No se puede romper la experiencia positiva que ha tenido el turista en la Isla por su visita a Arrecife”, advierte. No obstante, hay espacios que se han convertido en un “reclamo indispensable”, como el Charco de San Ginés y su oferta de restauración.

Tecnología y sostenibilidad

Los avances tecnológicos y la irrupción de las redes sociales han “revolucionado” la promoción turística. Lanzarote mantiene su participación en el calendario habitual de ferias genéricas, como Fitur, pero la “columna vertebral” de la estrategia turística de la Isla pasa, además de por acuerdos “con grandes compañías” para promocionar Lanzarote mediante campanas y a través de sus canales de venta, por asistir a ferias de productos más específicos, como el turismo deportivo.

Lo que está “creciendo de forma acelerada” es lo que ocurre en internet, lo que ha obligado a la Isla a tener un equipo que “analiza” lo que se publica, “genera contenido” en redes sociales o “interactúa con los clientes”. En ocasiones tiene que apagar fuegos, “neutralizando” comentarios negativos, “corrigiendo información” en el caso de que sea errónea. Una tarea para la que se necesitarán más recursos este ano.

Por otro lado, en 2017 está previsto que Lanzarote acoja una cumbre centrada en el compromiso con la sostenibilidad en la industria turística.

8 Comentarios

Vamos proa a la destrucción total. ¿ Abrir Arrecife al turismo ? ¡ Pero si no son capaces ni de aprobar un Plan de Ordenación ! La ciudad parece un barrio de Alepo lleno de solares abandonados y edficios en bloque vivo a medio hacer. Ni siquiera se ha ordenado el entorno del Puerto , único espacio para desarrollar una economía industrial y de servicios en relación con la actividad portuaria. ¿ Y la protección del territorio ? ¿ Qué se ha hecho en los últimos 20 años ? Ya no hay ni reflexión, ni debate, ni modelo ni nada. Una banda de catetos improvisando ocurrencias y viendo pasar el tiempo.
Totalmente de acuerdo con el comentario uno. Tengo una pregunta a ver quien la responde. Donde menten toda la basura que genera el turismo, los residentes de la isla y la basura que dejan los cruceros cuando hacen escala en Lanzarote? Recordemos que el actual presidente del Cabildo firmó un acuerdo con Costa cruceros para reanudar las escalas en la isla después de dos años de parón pues la compañía dejó de venir. Creo que el turismo contamina tanto o más que si tuviéramos plataformas petrolíferas frente a la costa.
Vamos camino de la masificación total, sigan así, felicidades.
Lanzarote retrete de la biosfera. Una cosita son ferias y postales y otra la basura que se come la postal.
El turismo es bueno para los que vivimos en Lanzarote, pero no el turismo de masas que están imponiendo en la isla. Una isla en la que hasta hace 3 o 4 años se podía caminar con total tranquilidad por muchas zonas rurales, senderos, etc.. que en la actualidad están saturados de lunes a domingo. Es una maldita vergüenza, y encima leo noticias en la que se van a construir nuevos hoteles en la isla, más cemento, más camas, más turistas, más trabajadores foráneos. ¡¡PAREN DE UNA PUÑETERA VEZ!!.
Totalmente de acuerdo con el comentario 1/2/3
Y la camara de comercio sigue sin hacer nada bien. Cambien al presidente y a los asesores
Lanzarote tiene que ser un destino turístico y una habitabilidad Y producción de recursos ,a todos los niveles(tecnologicos,económicos,culturales..etc)de RESERVA DE LA BIOSFERA. Como territorio insular integro.Ese tiene que ser su sostenibilidad en el presente y por ende su futuro. Esto es el gran atractivo DIFERENCIADOR del territorio ,su idiosincrasia : RESERVA DE LA BIOSFERA!!

Añadir nuevo comentario