CULTURA

Espacio Dörffi: humor, libertad, bofetada

Foto: Felipe de la Cruz.
M.J. Tabar 3 COMENTARIOS 09/09/2017 - 09:25

Dörffi es la aldea suiza donde Heidi corría ladera abajo y a partir del 9 de septiembre será un espacio de arte contemporáneo “100% independiente” comandado por el comisario y gestor cultural Adonay Bermúdez (Lanzarote, 1985). Objetivo: exponer obras asequibles (y otras no tanto). Misión: dar un sopapo a las convenciones que nos condenan.

“Deja la droga y compra arte. Te saldrá más rentable”. Es un mensaje que exhibirá la fachada del Espacio Dörffi dentro de unos meses, con el talante y la sinceridad que caracteriza al impulsor del proyecto. En Los Geranios, en el barrio de Altavista, manda la ironía, lo popular y la crítica sociopolítica. En 2016 comisarió en el TEA de Tenerife ¿Quién es ese hombre?, una colectiva con un título de telenovela para reunir piezas críticas con la sociedad patriarcal occidental.

El sábado 9 de septiembre, Dörffi abre sus puertas con una muestra colectiva de arte contemporáneo de primer nivel nacional, Me duele España: una severa crítica al “abandono” que sufre la sociedad española y a la situación que atraviesa el país.

El espacio lanzaroteño reunirá obras de la artista multimedia María Cañas, Eugenio Merino (el artista que metió a Franco en una nevera, revolucionando la feria Arco y soliviantando a la Fundación Francisco Franco), el malagueño Carlos Aires [su Sweet Dreams (are made of this) son impactantes imágenes de catástrofes, guerras, violencia e iconos del día a día, atribuidos al capitalismo], el minador de convicciones Valeriano López; el grancanario Acaymo S. Cuesta (su NO/ON mostró las luces y las sombras del judaísmo, el catolicismo y el islam), el arte cotidiano de Olalla Gómez, el pintor onubense Manuel Antonio Domínguez que investiga sobre la construcción de género y Alán Carrasco, autor de la obra que ha dado lugar al cartel de la exposición.

Esta primera muestra define muy bien el trabajo de Adonay Bermúdez. “Tenía que lanzar mi mensaje”, dice. Después de varios años dándole vueltas y haciendo cálculos, el lanzaroteño ha decidido hacer lo que no hace la administración: “La única institución de Lanzarote que se está preocupando por el arte contemporáneo —y que aún así todavía tiene que dar más vueltas de tuerca— es El Almacén. Si yo soy capaz de montar esta exposición con un presupuesto muy limitado, como comisario independiente, una institución es perfectamente capaz. Si no lo hace es porque no quiere o no sabe”.

“Al final, desde lo privado, vamos a obligar a las instituciones a que suban el nivel”

“Quería empezar con una bofetada. Ese soy yo. Es una exposición que aquí no me dejarían montar jamás. Y ya que no me dejan, la monto yo”, explica Adonay, que ha comisariado proyectos expositivos para centros y museos como el Centro de Cultura Digital (México), TEA Tenerife Espacio de las Artes (España), Universidade da Madeira (Portugal), Centro de Arte Contemporáneo de Quito (Ecuador), Centre del Carme (España), ExTeresa Arte Actual (México), Centro Cultural de España en Nicaragua, Museum of Modern Art de Etiopía, GAMC Galleria d’Arte Moderna e Contemporanea Lorenzo Viani de Viareggio (Italia), Museo de Arte Moderno de Santo Domingo (República Dominicana), 4ª Ghetto Biennale de Haití, Flacso (Ecuador), Espai Rambleta (España) o Espacio Cultural El Tanque (España), entre otros.

“Estoy vetado en las tres cuartas partes de las instituciones de Canarias. La última exposición que monté en Lanzarote fue hace dos años”. ¿Motivo? Denunciar públicamente las malas praxis de las instituciones, en materia artística. “En vez de darse cuenta de los errores que cometen, han intentado callarme. Como no han podido, estoy vetado”. El comisario asegura que le han llegado a decir “no presentes ningún proyecto porque no te lo vamos a coger”.

Al Jallo: residencia artística en Caleta Caballo

Dörffi nace a la vez que el proyecto Al Jallo, una residencia artística para crear puentes entre creadores de diferentes puntos del planeta. El lugar elegido para que desarrollen sus proyectos: un pequeño y tranquilo estudio en Caleta Caballo, lejos del ruido turístico.

Además del rigor y la calidad, otro criterio indispensable para elegir los proyectos de los artistas plásticos y visuales ha sido su conexión con Lanzarote. Debían hacer una aportación local: una intervención en el espacio, un taller, una conferencia… Dörffi ha recibido 139 propuestas procedentes de Chile, Argentina, España, Francia, Alemania, Italia, Cuba, Brasil, México, Siria y República Dominicana.

El primero en viajar a Lanzarote será el artista y comisario Avelino Sala, un experto en meter el dedo en la llaga, autor de una Declaración de los Derechos Humanos grabada con la punta de un compás en 40 bolígrafos BIC. Pasará tres semanas en Lanzarote y trabajará un proyecto relacionado con el surf. Será la segunda exposición que acogerá el Espacio Dörffi.

La crítica de arte Marisol Salanova (Valencia, 1982) hará un proyecto sobre género con el colectivo Parto Cerebral. Salanova está especializada en postporno, un movimiento artístico que propone el disfrute de nuevas representaciones alternativas del cuerpo, marginadas hasta ahora por la heterosexualidad y la pornografía clásica. “Tenemos una asociación que está rompiendo muchísimos moldes y tabúes dentro del mundo artístico de Lanzarote, están abriendo puertas”, dice Adonay respecto a Parto Cerebral. Tuvo muy claro que el mix Salanova-Parto funcionaría.

“Que Parto Cerebral, un colectivo de gente muy joven, sin formación específica en gestión cultural, fuera capaz de organizar las jornadas de género, me dejó con la boca abierta. Ninguna institución hubiese tenido el valor de montarla. Ellos también cubren huecos que dejan las instituciones. Igual que Ars Magna, con su programación y sus talleres”, dice Adonay.

“Quería empezar con una bofetada. Es una exposición que aquí no me dejarían montar jamás”  

“Mi apuesta no es un espacio a puerta cerrada de ‘yo para mi conmigo’. Nunca ha sido mi filosofía. Me encanta colaborar”, dice Adonay. A los hechos se remite: otra de las residentes, la joven comisaria Rita Andreu, impartirá un taller sobre libros de artista en El Almacén. El artista mexicano Miguel Rodríguez Sepúlveda estará un mes y protagonizará la tercera exposición del espacio Dorffi. Archiconocido en México, su obra “aborda la transformación y el desgaste de símbolos icónicos de la sociedad moderna”. La del Espacio Dörffi será la primera muestra individual que organice en Europa.

Por Lanzarote pasará también Semíramis González, crítica de arte y nueva codirectora de JustMad Art Fair Madrid; el pintor Miguel Scheroff que impartirá un taller en Ars Magna o Blanca de la Torre, “una de las grandes comisarias españolas”, ex conservadora del Artium de Vitoria, comisaria independiente en el Chelsea Museum de Nueva York y que actualmente comisaría una exposición en el MUSAC que estimula el debate sobre la relación que tiene el ser humano con la naturaleza. “Lo que no están haciendo las instituciones lo vamos a hacer nosotros. Al final, desde lo privado vamos a obligarles a que suban el nivel”, asegura Adonay.

Dörffi no es un sitio elitista. Además de la sala de exposiciones, tiene un espacio para la venta con piezas de pequeño formato a 20 o 50 euros, y la posibilidad de financiar a plazos piezas más caras. Tampoco es una galería porque no representa a ningún artista. “No me parecía ético representar a un artista y seguir trabajando como comisario independiente. Quiero que por aquí pasen muchísimos artistas. Que sea un sitio vivo”. Este espacio no existiría sin los padres de Adonay, que le han ayudado de todas las formas posibles. “Agradecimiento infinito para ellos”. Industrial pero con muchas transparencias (el cristal de los ventanales, el metacrilato de las patas de los muebles, el plástico de las cortinas), en Dörffi se nota el sello de la arquitecta Quirina Morales, responsable de la reforma arquitectónica y del interiorismo.

Más información

Dirección: C/ Guágaro, 6 (Los Geranios, Altavista, Arrecife) Horario: de lunes a viernes, de 10:00 a 13:00 y de 16:30 a 20:00 h. Sábados de 11:00 a 13:30h.

 

 

3 Comentarios

Sopapo, bofetada, "libertad", ¿Independiente?. Quítale el apoyo público y dime que queda.
Enhorabuena por el proyecto. Cuando las personas que gestionan las instituciones limitan la cultura -que es educación, de todas y para todas, y representa el futuro- hay que estirar los límites por otro lado.
El nivel cultural de las instituciones insulares son treinta y tantos , los lola y pepe benavente. Le deseo mucha suerte y enhorabuena por el proyecto tan atrevido sin necesidad de mendigar a los políticos mediocres que hay por aquí.

Añadir nuevo comentario