10
Sep
2017
Manuel Riveiro

La política de Lanzarote ha experimentado el verano más convulso de los últimos años y se encamina hacia un otoño caliente. A poco más de año y medio para las elecciones de 2019, el futuro del mandato en el Cabildo –y probablemente también en otras instituciones, como el Ayuntamiento de Arrecife- se decide en las próximas semanas. Éstas son las principales claves:

01. RUPTURA DEL GOBIERNO

La salida del PSOE del grupo de gobierno del Cabildo se escenificó el último día de agosto pero llevaba tiempo sobre la mesa. Los cinco consejeros socialistas tardaron más de ocho meses en sentarse en la mesa del Consejo de Gobierno de Pedro San Ginés (CC). Adujeron entonces la destitución del jefe de la Oficina del Plan Insular y se negaron a asumir sus áreas. En marzo del año pasado, cuando ya el cese había sido declarado arbitrario e ilegal y anulado por la Justicia, aunque el funcionario no fue restituido en su puesto los socialistas se sumaron al grupo de gobierno con CC y PIL.

La última ruptura llega en el momento que, en las filas del Partido Socialista, consideran el de mayor debilidad de San Ginés desde que accedió a la presidencia del Cabildo en octubre de 2009, cuando encabezó una moción de censura contra la socialista Manuela Armas. En el caso de la incautación de la planta desaladora de la urbanización Montaña Roja el juez ha abierto el plazo para que se presenten los escritos de acusación y agosto estuvo marcado por una huelga de 20 días en los Centros de Arte, Cultura y Turismo que causó pérdidas millonarias. Terreno abonado para adelantar una ruptura que se vaticinaba para más adelante y para que en la sede del PSOE se volviera a ver la imagen de los consejeros abrazándose a su secretaria insular, Dolores Corujo, que se ha repetido en las dos ocasiones recientes en las que han dicho “no” a gobernar con Coalición en el Cabildo.

02. MOCIÓN DE CENSURA

Cuando anuncia la ruptura del pacto en el Cabildo, Corujo insiste en que el PSOE asume “liderar” a la oposición en la Corporación insular y, aunque reconoce “conversaciones” con otros partidos, elude avanzar la presentación de una moción de censura. Casi una semana después, su discurso no ha variado: “Estamos en la oposición”. Sin embargo, la posibilidad de una moción de censura lleva semanas gestándose. Así lo reconocen miembros de todas las fuerzas de la oposición, aunque en las declaraciones públicas impere –en la mayoría de los casos- la cautela.

La ruptura del pacto por el PSOE y las deterioradas relaciones de CC con el PP dejan al presidente del Cabildo en una situación límite. Por ahora están abiertas varias opciones de gobierno en la Corporación insular

Las fuentes consultadas atribuyen al PSOE haber iniciado los contactos para apartar a San Ginés de la presidencia. El caldo de cultivo existe: Podemos ha ejercido la oposición más dura a Coalición Canaria, en las altas esferas del PP hay quien reconoce que “el cuerpo le pide” apoyar una moción de censura por lo que consideran “traiciones” de los nacionalistas, a Somos –que gobierna con CC en Haría- le ha molestado la política del ‘rodillo’ en el Cabildo y haber visto rechazadas numerosas iniciativas, y Ciudadanos ha ido elevando su tono hasta convertirse en uno de los partidos más críticos con San Ginés en la Corporación insular.

Pero también hay factores que la frenan: el rechazo que anida en Podemos a hacer presidente a José Juan Cruz, quien fuera alcalde de Tías durante 16 años, o la difícil tesitura que tiene el PP por sus acuerdos con CC en el Congreso, por lo que ya habrían llegado avisos a la Isla, como admiten fuentes de los populares, para que no se firme la censura.


José Juan Cruz (PSOE) y Pedro San Ginés (CC), tras la ruptura del pacto.

03. LOS BANDOS

Coalición Canaria mantiene a su lado al PIL, al menos durante un tiempo prudencial hasta que se aclare el panorama de la gobernabilidad en el Cabildo. “Si Dimas Martín estuviese manejando el partido ya habría enredado y aprovechado para hacer saltar por los aires todas las instituciones, pero en esta nueva etapa apostamos por la prudencia”, señala un dirigente de los insularistas. De forma oficial, el PIL ha señalado que le toca al presidente y a CC tratar de “conformar un nuevo equipo de gobierno con el suficiente respaldo” o que el PSOE articule “una nueva mayoría si la que había, y en la que participaba, no le gustaba”.

El caldo de cultivo para una censura existe: Podemos ha ejercido la oposición más dura a CC, en el PP hay quien reconoce que “el cuerpo le pide” apoyarla, a Somos le ha molestado la política de ‘rodillo’ y Ciudadanos es de los partidos más críticos con San Ginés

Por ahora, San Ginés ha sumado al consejero Juan Manuel Sosa, que en Nueva Canarias critican que haya ido por libre desde las elecciones de 2015. Dos días antes de ser nombrado responsable de Sanidad y Bienestar Social, su organización le comunicaba que no cuenta con él para el futuro y, ahora, ya ha anunciado que será expulsado por la “indisciplina” de pactar con CC, su anterior partido.

En las cábalas para una hipotética moción de censura nadie contaba con Sosa, pero su incorporación al grupo de gobierno y el paso de los días hacen que en Coalición consideren que tienen margen para cortocircuitar una operación que les apartaría de una institución clave. “Si el PSOE presenta una moción de censura en el Cabildo estaría rompiendo el pacto también en Arrecife y en San Bartolomé”, advierte un alto cargo de Coalición.

En los últimos días, CC ha sondeado al PP para explorar un acuerdo si se dieran las circunstancias: los tres consejeros populares le darían la mayoría en el pleno del Cabildo. Pero las negociaciones no serían fáciles. En principio, en las conversaciones podrían llegar a entrar en juego otras instituciones como el Ayuntamiento de Arrecife. En el Consistorio capitalino, para un cambio de gobierno que aparte de la alcaldía a la socialista Eva de Anta puede ser clave el papel de los dos concejales de Ciudadanos (el PP tiene cinco ediles, CC cinco, el PIL dos y para la mayoría hace falta uno más, si se tienen en cuenta las limitaciones de Andrés Medina para apoyar una moción de censura al ser concejal no adscrito). Ocurre que el consejero de Ciudadanos en el Cabildo, Benjamín Perdomo, es uno de los más firmes defensores de desalojar a San Ginés de la presidencia.

04. LAS PRESIONES

“No hay nada, ni con unos ni con otros”, asegura la presidenta insular del PP, Ástrid Pérez, quien señala que una salida a la actual situación de inestabilidad política “no es fácil” por la “desconfianza” que se tienen “entre todos”. La presidenta del PP descarta “apoyar a CC con un gobierno en minoría desde la oposición”. “Que nadie espere que lo hagamos”, apostilla. En el Partido Popular tampoco están seguros de que Coalición Canaria “esté en posición” de ofrecerles la alcaldía de Arrecife como contrapartida por apoyar a San Ginés en el Cabildo. Pero la presión “al máximo nivel” que ejerce CC sobre el PP va en aumento. “Que no crean que el Cabildo de Lanzarote es como el Ayuntamiento de Icod de los Vinos”, destaca un alto cargo de la formación nacionalista. En el municipio tinerfeño prosperó en agosto una moción de censura contra el alcalde de Coalición Canaria avalada por Nueva Canarias, PSOE, PP y Ciudadanos.

“Que no crean que el Cabildo de Lanzarote es como el Ayuntamiento de Icod de los Vinos”. En CC entienden que el Cabildo es, a día de hoy, la institución “en peligro” más relevante para la organización nacionalista, justo por detrás del Gobierno regional

En Coalición Canaria de Lanzarote entienden que el Cabildo es, a día de hoy, la institución “en peligro” más relevante para la organización nacionalista, justo por detrás del Gobierno regional, también en minoría parlamentaria. En clave interna, recuerdan que Fernando Clavijo se convirtió en candidato y luego en presidente gracias al impulso del partido en Lanzarote. Y esperan que la dirección regional de CC ponga toda la carne en el asador para no perder la presidencia del Cabildo lanzaroteño. De tal manera que tanto a las direcciones del PP como del PSOE en Canarias les llegue el mensaje de que la censura tendría consecuencias no solo en otras instituciones sino en futuros pactos en la comunidad autónoma.

En el otro bando, también esperan que la presión interna que pueden experimentar formaciones críticas con San Ginés como Podemos y Somos les haga dar el paso de apoyar la moción de censura. Sin el PP, los números solo saldrían sumando al consejero del PIL a los de PSOE (5), Podemos (3), Somos (2) y Ciudadanos (1).


Portavoces de la oposición tras pedir un pleno extraordinario sobre los Centros Turísticos.

05. EL DESENLACE

“Cuanto más tiempo pase será peor, más complicado”, dice el dirigente de un partido de la oposición. “Calma, al menos hasta mediados de octubre esto no se va a resolver”, opina, por el contrario, un cargo de una de las fuerzas que apuesta por la moción de censura. Mantener un gobierno en minoría hasta las próximas elecciones se antoja un camino demasiado largo, como admiten en CC, pero “no imposible”.

Conformar una mayoría estable de gobierno después de una censura al presidente del Cabildo tampoco resultaría sencillo. Una de las opciones que se ha barajado, como reconoce un consejero de la oposición, sería un gobierno liderado por el PSOE, con PP, PIL y Ciudadanos. Sumarían 10 consejeros, a dos para la mayoría, y tendrían que negociar los principales temas con Podemos o Somos. Prácticamente todo el arcoíris ideológico que está representado en la Corporación insular. A día de hoy, el desenlace, según aseguran, todavía no está escrito.

5 Comentarios

En la foto se ve claramente a todos los machitos de los distintos grupos políticos, eso son los partidos que promueven la igualdad, jajaja tiene que cambiar muchos egos para que en la foto aparezcan más mujeres
En la foto falta Carlos Espino que es el puto amo
Que cierren ese chiringuito y todos a la p... calle.
Lo mejor de la foto es la palabra "Escape" estampado en el bolso de la Consejera de Podemos.
Echen a ese hombre ya hombre por el amor de dios

Añadir nuevo comentario